10 agosto, 2022 07:28
booked.net

¿Una lancha de lujo es un «bien industrial»?

El «hermano del alma» de Mauricio Macri y principal socio en los negocios del ex presidente, el empresario Nicolás Caputo, compró por 238.313 dólares una lancha modelo DC266 de la marca Pursuit. Con una eslora de 8,33 metros, la embarcación viene preparada para la pesca deportiva. Caputo consiguió que el Gobierno le permitiera ingresar la lancha como un bien industrial a través del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI). La operación se aprobó el 19 de febrero de este año mediante la SIMI 113207C. 

La semana pasada la embarcación llegó al puerto de Campana y la Aduana, que viene de cambiar autoridades, la metió de inmediato en el «canal rojo» donde se colocan las operaciones sospechosas, ya sea por su monto o por tratarse de mercadería no habitual para el trámite declarado. Aparentemente, el secretario de Industria, Ariel Schale, autorizó a Nicolás «Nicky» Caputo a traer el país una lancha de lujo pasándola como bien industrial a dólar oficial, beneficiándose con un dólar financiado por el Estado que en la práctica le redujo el costo de la embarcación a menos de la mitad.

Casos como este se dan en el mismo momento en que varios sectores industriales como el automotriz suspenden la producción y cesan personal porque no pueden importar insumos.

La semana pasada, por ejemplo, Agrale, la compañía productora de camiones y chasis para colectivos, paralizó sus actividades hasta fin de año por falta de dólares para importar insumos claves para mantener la fábrica produciendo.

Caputo consiguió que el Gobierno le permitiera ingresar la lancha como un bien industrial a través del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI). Casos como este se dan en el mismo momento en que varios sectores industriales, como el automotriz, suspenden la producción y cesan personal porque no pueden importar insumos para producir.

El caso vuelve a poner en evidencia que los regímenes de dólares diferenciados e importaciones sujetas al arbitrio de los funcionarios de turno son una fuente inagotable de corrupción. Pasó en el pasado y pasa ahora.

En el Gobierno estiman que en últimos dos años entraron vía SIMI al dólar oficial unos 7500 millones de dólares en bienes de uso personal, un privilegio utilizado por los grandes empresarios y amigos del poder. Tan descontrolado es el mecanismo de supuesta «administración» de importaciones que el principal socio de Macri se sintió seguro como para usarlo en la compra de una lancha de lujo, en un Gobierno que supuestamente está en sus antípodas.

Los macristas Nicky Caputo y Gabriel Martino en una gala en el Teatro Colón.

Este sistema ya había ocasionado un escándalo cuando trascendió que los empresarios se hacían traer aviones privados del exterior porque al dólar oficial les salía más barato que comprarlos en el extranjero. El juez federal Ariel Lijo abrió una investigación en febrero por este año por la importación de casi 300 aviones privados de lujo importados al dólar oficial, supuestamente reservado para bienes industriales y fuera del alcance del ciudadano de a pie.

En su momento Cristina Kirchner también había puesto la lupa en el «festival de importaciones» y cuestionó que sacarle dólares al Banco Central «se ha transformado en un deporte».

Schale , el funcionario que da curso a las SIMI, tiene un aceitado vínculo con la Unión Industrial Argentina. Cuando Matías Kulfas fue desplazado del ministerio de Desarrollo Productivo, fue la UIA quien pidió que el secretario de Industria siguiera en su puesto.

Fuente: LPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rescatan a una ballena beluga de 800 kilos en el río Sena
Patricia Bullrich ofendida con el "espectáculo degradante de Elisa Carrió"
Fuertes explosiones sacuden base aérea rusa en Crimea