7 agosto, 2022 16:20
booked.net

Ucrania: ciudades clave en la batalla final por el Donbás ucraniano

Tras la toma de Lisichansk, las tropas rusas siguen avanzando en la región de Donetsk. Por su importancia estratégica, las ciudades de Sloviansk, Kramatorsk y Bajmut podrían ser decisivas para el futuro del Donbás.

Un niño sentado entre la ruinas de un edificio destruido después de un ataque ruso en Kramatorsk.

Un edificio en Kramatorsk destruido en mayo de 2022.

Ha comenzado una fase decisiva en la batalla por el Donbás. Después de que las tropas rusas capturaran las ciudades de Severodonetsk y Lisichanskcasi toda la región de Lugansk está ocupada. Actualmente los combates más intensos se están llevando a cabo al oeste y al sur de la región. Están en juego Sloviansk, Kramatorsk y Bajmut, tres ciudades que aún controla Kiev. Las tres tienen un significado estratégico, pero también simbólico, para ambas partes.

Sloviansk: donde comenzó la guerra en 2014

Antes de abril de 2014, la apacible ciudad de Sloviansk apenas se conocía fuera del Donbás. Fue catapultada a los titulares de medios internacionales cuando se convirtió en la primera ciudad del este de Ucrania en ser ocupada por los separatistas prorrusos.

Su ubicación, lejos de las grandes ciudades pero cerca de la carretera nacional M03, de gran importancia estratégica, hacen de Sloviansk una base militar interesante. Al frente de aquella toma de Slovianks estuvo el exoficial de la inteligencia rusa Igor Girkin, alias Strelkov. En ese momento, la alcaldía de Sloviansk apoyó a los separatistas y Girkin se declaró «ministro de defensa de la República Popular de Donetsk».

El Ejército y los servicios de inteligencia ucranianos intentaron liberar la ciudad en el marco de su llamada «operación antiterrorista». Y estos combates en torno a Sloviansk fueron los primeros de la guerra en el Donbás. Ucrania no tuvo éxito con operación y perdió soldados y equipo pesado, incluidos helicópteros.

Fue en otro intento a principios de julio de 2014 cuando las tropas ucranianas lograron liberar completamente la ciudad, con una ofensiva. Girkin y más de 1.000 combatientes separatistas huyeron a Donetsk. Desde entonces, Sloviansk está bajo el control de Kiev.

Separatistas prorrusos armados, sentados encima de un tanque con su bandera, en una calle de Sloviansk.
Sloviansk fue la primera ciudad ocupada por los separatistas prorrusos
al comienzo del conflicto, en 2014.
Kramatorsk: centro de mando de las tropas ucranianas

La ciudad vecina de Kramatorsk es de un calibre muy diferente. En la primavera boreal de 2014, también fue ocupada por los separatistas y, tras unos tres meses, liberada. Entre otras cosas, se luchó por un aeropuerto militar de importancia estratégica, que las fuerzas ucranianas lograron mantener.

En otoño de 2015, Kramatorsk, con una población de unos 150.000 habitantes en ese momento, se convirtió en la sede de la administración de la región de Donetsk, que está bajo el control de Kiev. Los órganos estatales ucranianos de la ciudad de Donetsk, en poder de los separatistas, fueron trasladados a Kramatorsk. Las fuerzas ucranianas en el Donbás han establecido allí su centro de mando.

Este abril, la principal estación ferroviaria de Kramatorsk fue noticia en todo el mundo, cuando un misil ruso impactó allí, dejando más de 50 muertos. La mayoría de ellos eran refugiados que intentaban abandonar la ciudad.

Bajmut: la sal de Ucrania

La tercera ciudad especialmente importante de la región se llama Bajmut. Se encuentra en una carretera principal que conduce a Lisichansk y que también se considera la ruta de suministro más importante para las tropas ucranianas. En 2014 y 2015, Bajmut estuvo sometida a intensos combates.

Durante la época soviética y hasta 2016, la ciudad se llamaba Artemivsk, en honor a un bolchevique. Bajmut es el nombre histórico y fue reintroducido como parte de la llamada «descomunización» de Ucrania. En 2014, los separatistas también izaron las banderas de la «República Popular de Donetsk» aquí, pero el Ejército ucraniano pudo expulsar a los otros grupos armados en ese momento.

Bajmut, que llegó a tener unos 70.000 habitantes, es la más pequeña de las tres ciudades, pero también es importante. Sobre todo porque dos destacadas empresas tienen aquí su sede. Una de ellas es Artwinery, uno de los mayores productores de vinos espumosos de Europa del Este, con buena reputación en el extranjero. Además, está Artemsil, un productor de sal de mesa conocido a nivel mundial.

Artemsil solía cubrir hasta el 90 por ciento de la demanda de sal de Ucrania. Desde el comienzo de la invasión rusa se ha interrumpido la distribución por motivos de seguridad. En consecuencia, los precios de la sal en Ucrania se han incrementado y el país importa ahora este producto del extranjero, incluso de Alemania.

 

Fuente: DW (ies/rml)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La inflación superaría el 90% en 2022
Petro jura como primer presidente de izquierda en Colombia
¿Cuánto depende Taiwán de China?