26 noviembre, 2022 09:06
booked.net

Tony Blair advirtió sobre «el final del dominio político y económico de Occidente»

El exprimer ministro británico Tony Blair advirtió que el mundo está «llegando al final del dominio político y económico de Occidente», que se encuentra en camino hacia la multipolaridad y que China «ya es la segunda superpotencia del mundo». «El mundo va a ser al menos bipolar y posiblemente multipolar», afirmó Blair en la conferencia anual de la Fundación Ditchley.

Y advirtió a los líderes occidentales: «La locura en nuestra propia política tiene que parar. No podemos permitirnos el lujo de permitirnos la fantasía. Necesitamos volver a poner la razón y la estrategia en la silla de montar. Y tenemos que hacerlo con urgencia».

El exlíder del Partido Laborista señaló que «el mayor cambio geopolítico de este siglo vendrá de China, no de Rusia» y remarcó que se trata de «la primera vez en la historia moderna que Oriente puede estar en igualdad de condiciones con Occidente».

Blair, quien ocupó el cargo entre 1997 y 2007, recordó que el gigante asiático «ya es la segunda superpotencia del mundo» y señaló que, aunque Rusia «tiene un importante poderío militar», «su economía es un 70 % del tamaño de la de Italia». De esta forma el poder chino «está en un nivel totalmente diferente».

Blair detalló que China «tiene más de 1.300 millones de habitantes: muchos más que toda la población junta de Europa y Norteamérica», mientras que «su economía se aproxima a la de Estados Unidos»

Y agregó: «Durante las dos últimas décadas, [China] mantuvo un compromiso activo y exitoso con el mundo estableciendo conexiones con respecto a las cuales, como puedo atestiguar, existe una profunda reticencia, incluso por parte de los aliados tradicionales de Estados Unidos, a ceder».

China, recordó el laborista, «tiene una civilización milenaria, una de las culturas preeminentes, y un pueblo cada vez más culto y próspero». «Por lo tanto, el lugar de China como superpotencia es natural y está justificado. No es la Unión Soviética», alertó.

«Sin embargo, en los últimos tiempos, el presidente Xi [Jinping] ha restablecido el poder supremo del Partido Comunista, no ocultó su desdén por la “decadencia” occidental o su admiración personal por el presidente Putin y su estilo de liderazgo. Tiene la intención de permanecer en el poder durante al menos otra década y su ambición clara y no oculta es devolver Taiwán al control de Beijing«.

«No me malinterpreten«, dijo Blair. Y aclaró: «No estoy diciendo que a corto plazo China vaya a intentar tomar Taiwán por la fuerza, pero no podemos basar nuestra política en la certeza de que no lo haría. Incluso dejando de lado a Taiwán, la realidad es que China, bajo el liderazgo de Xi, está compitiendo por la influencia y lo está haciendo agresivamente».

Blair anticipó que en su búsqueda de ser líder mundial, China contará con la ayuda de Rusia e Irán, por lo que Occidente «debería aumentar los gastos de defensa y mantener la superioridad militar», para enfrentarse al país asiático en cualquier escenario futuro.

«Occidente ha estado lamentable en el espacio del ‘poder blando’ en estos últimos años», agregó. «No solo China, sino también Rusia, Turquía e incluso Irán estuvieron vertiendo recursos en el mundo en desarrollo y echando gruesas raíces en las esferas de la defensa y la política».

Y lamentó: «Occidente y las instituciones internacionales que controla han caído en la burocracia, han sido poco imaginativos y a menudo políticamente intrusivos sin ser políticamente eficaces».

Fuente: Perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las tropas ucranianas se instalaron en Jersón y celebran en Kiev
Rusia abandona la ciudad ucraniana de Jersón
Desenlace incierto en elecciones de Estados Unidos