4 diciembre, 2022 18:55
booked.net

Rusia podría cerrar por completo la canilla del gas

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, avisó de la necesidad de prepararse para una reducción o, incluso, un corte total del suministro de gas ruso. Actualmente, recordó, ya hay 12 países que sufren este desabastecimiento de forma absoluta o parcial. Por ello, Bruselas está preparando un plan de emergencia, que presentará, junto a sus todavía desconocidas herramientas, «a mediados de julio» y que trabajará junto a los planes de contingencia nacionales.

«También tenemos que prepararnos ahora para interrupciones adicionales del suministro de gas o incluso un corte total del suministro de gas ruso», advirtió la presidenta. «Hoy, 12 estados miembros se ven afectados por cortes parciales o totales», recordó en referencia a países como Bulgaria, Finlandia y Polonia -que han visto totalmente interrumpido su suministro– o Alemania, Austria, Holanda o Italia, que están entre los que reciben menos gas. En el caso de Alemania, de hecho, esta situación ha hecho que tengan que reactivar centrales de carbón como alternativa a este combustible.

Von der Leyen, que intervino en un debate en Estrasburgo, acusó directamente a Putin de utilizar el gas como forma de presión. «Es obvio que Putin continúa utilizando la energía como un arma«, explicó. Por eso la Comisión trabaja en este plan energético de emergencia europeo, que llegará en poco más de un mes.

Así, considera que «tenemos que empezar diversificando nuestro suministro de gas, apartándonos de Rusia». En este sentido, celebró que las exportaciones globales del combustible que llegan a Europa hayan aumentado un 75% respecto a 2021 y que la importación de gas por gasoducto de Rusia a Europa haya caído «en picado» un 33%, si bien en este caso también influiría la disposición de Putin de abastecer los depósitos europeos. «Estamos progresando, que es justo lo que queremos», transmitió Von der Leyen, quien también se refirió a la dualidad en el filo del «arma» que emplea el Gobierno ruso: «Si no hacemos nada vamos a enriquecer a Putin.

Durante su discurso, la presidenta de la Comisión también trató de contextualizar la política energética europea y cómo se tendrá que seguir trabajando en la agenda del Pacto Verde durante la presidencia checa del Consejo de la UE, que comenzó el 1 de julio. «El cambio climático no va a esperar a que acabe la guerra de Putin». En este contexto donde confluyen guerra y transición ecológica, Europa -declaró la alemana-, debe esperar lo mejor y prepararse para lo peor. «Nos queda un trabajo duro por delante».

 

Fuente: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las tropas ucranianas se instalaron en Jersón y celebran en Kiev
Rusia abandona la ciudad ucraniana de Jersón
Desenlace incierto en elecciones de Estados Unidos