12 agosto, 2022 02:52
booked.net

Piden que la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet renuncie a la ONU

Un destacado académico de la Fundación Memorial de las Víctimas del Comunismo y otros organismos de vigilancia de los derechos humanos han pedido la dimisión de la ex presidenta de Chile en dos ocasiones, Michelle Bachelet, por su total ausencia de críticas al historial de China en la materia.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Bachelet, debería renunciar a su cargo tras no condenar a la nación asiática por supuestos crímenes contra la humanidad que la médica sudamericana no advirtió ni denunció durante su reciente viaje.

Bachelet visitó la remota región de Sinkiang, donde, según Estados Unidos, el gobierno de Pekín ha estado perpetrando un genocidio.

El académico Adrian Zenz dijo el lunes a Bloomberg TV que consideraba el viaje de Bachelet a la región del extremo occidental de China fue “un desastre”.

“Ahora se pide que abandone la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, o que dimita inmediatamente”, dijo el investigador afincado en Estados Unidos. “Creo que los uigures se sienten profundamente traicionados”.

Durante una conferencia de prensa celebrada el pasado sábado al final de su gira de seis días, Bachelet instó a Pekín a revisar sus políticas antiterroristas para garantizar el pleno cumplimiento de las normas internacionales de derechos humanos.

La ex presidenta visitó Sinkiang, donde una evaluación de la ONU de 2019 determinó que un millón de uigures, en su mayoría musulmanes, habían sido recluidos en campos de detención. Pekín dice que las instalaciones son centros de formación laboral creados como parte de una campaña antiterrorista y niega rotundamente las acusaciones de genocidio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Misión verde y socios sucios en la Amazonia
Incentivos cambiarios y facilidades aduaneras para Vaca Muerta
Un hombre armado intentó entrar por la fuerza en la sede del FBI en Cincinnati