6 diciembre, 2022 17:15
booked.net

Pese a las vallas, miles de personas llegan a la esquina del departamento de Cristina

El dispositivo de seguridad montado por el Gobierno porteño impulsó a la militancia a suspender los actos que tenían para congregarse en las inmediaciones de Uruguay y Juncal.

Aunque estaba previsto que se realizaran actos en puntos como Parque Lezama y Parque Chacabuco en respaldo a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, el kirchnerismo decidió movilizarse a la esquina de Uruguay y Juncal para desafiar el vallado y el fuerte operativo de seguridad montado por el Gobierno porteño.

El operativo de «limpieza y control» dispuesto en horas de la noche del pasado viernes en el barrio de Recoleta generó una fuerte polémica y hasta fue cuestionado por la propia titular del Senado.

Militantes kirchneristas van hacia el domicilio de la vicepresidenta
Militantes kirchneristas van hacia el domicilio de la vicepresidenta NA

A través de un texto publicado en su página web y titulado «Las vallas del Sr. Larreta», la ex presidenta indicó que este sábado amaneció con la esquina de su domicilio «literalmente sitiada».

«Las vallas colocadas por el Sr. Larreta son algo más que impedir la libre circulación. Son algo más que sitiar a la Vicepresidenta de la Nación. Quieren prohibir las manifestaciones de amor y de apoyo absolutamente pacíficas y alegres, que tienen lugar ante la ya inocultable persecución del partido judicial», remarcó la ex jefa de Estado.

El Gobierno porteño explicó que la medida se iba a extender todo el fin de semana con el objetivo de limpiar la zona tras una semana de concentraciones en respaldo a la vicepresidenta.

Previo al operativo, el kirchnerismo tenía planeado realizar una serie de actos en distintos puntos del país en respaldo a Cristina Kirchner: en la Ciudad de Buenos Aires los lugares iban a ser Parque Lezama y Parque Chacabuco.

Sin embargo, ante la sorpresiva instalación del vallado, las organizaciones más cercanas a la titular del Senado decidieron movilizarse hacia la esquina de Juncal y Uruguay, para desafiar la medida del Gobierno porteño.

Allí se dieron cita cientos de militantes y también dirigentes como los diputados nacionales Leandro Santoro y Natalia Zaracho, así como también el líder del MTE, Juan Grabois, entre otros.

La legisladora del Frente de Todos y el referente del Frente Patria Grande protagonizaron un particular hecho al hacer retroceder un camión hidrante de la Guardia de Infantería de la Policía de la Ciudad.

Por su parte, el Gobierno porteño defendió el operativo de seguridad montado en la esquina de Uruguay y Juncal, donde vive la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y subrayó que «el vallado va a estar el tiempo que sea necesario» en el lugar.

«Vamos a ser firmes para que el barrio recupere la tranquilidad», sostuvo el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, al ser consultado sobre la polémica generada en torno a las vallas instaladas en el barrio de Recoleta.

En declaraciones a TN, el referente del PRO aclaró que «el vallado va a estar el tiempo que sea necesario» montado frente al domicilio de la titular del Senado, que en la última semana se convirtió en una suerte de lugar de peregrinación para la militancia kirchnerista que concurrió a respaldar a la ex presidenta.

 

Fuente: NA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Página en mantenimiento técnico
Página en mantenimiento técnico
Página en mantenimiento técnico