17 junio, 2024 00:36
booked.net

Pérez Esquivel: «Si vuelve la derecha, retornarán tragedias que los argentinos habían superado» (Entrevista)

El premio Nobel de la Paz y titular del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), Adolfo Pérez Esquivel, afirmó hoy que «si vuelve la derecha, retornarán las tragedias que os argentinos habían superado» y consideró que, frente al panorama electoral «el peronismo y sus aliados deben estar fuerte, unidos y llevar adelante proyectos nacionales, con un fuerte contenido federal y en defensa del pueblo».

«Si vuelve la derecha a la Argentina va a ser un retroceso de más de 50 años en el país. Además, lo que proponen sus representantes como (la candidata presidencial de Juntos por el Cambio, Patricia) Bullrich y (el postulado de la La Libertad Avanza, Javier) Milei, son recetas viejas, con medicinas amargas, que ya las vivimos los argentinos. Son propuestas que han fracasado en nuestro país», señaló Pérez Esquivel, en declaraciones a Télam.

En ese marco, el dirigente del Serpaj sostuvo que dolarizar la economía, como impulsa Milei, es algo que se «hizo en los años ’90», durante el gobierno de Carlos Menem, y fue algo «doloroso para el pueblo, porque millones de argentinos, se quedaron sin trabajo y no tenían para comer».

Ciclo de homenajes para Adolfo Pérez Esquivel: una vida por los derechos  humanos | CPM
«Los años del menemismo, que defiende (Javier) Milei, significaron la muerte de la industria nacional con un aumento exponencial de la desocupación. Solo había un pequeño grupo de ciudadanos, que cuando viajaban al exterior, usaban el famoso ‘dame dos’. Eran los argentinos pudientes. El resto del país quedó sin trabajo, marginado, con hambre y en la total y absoluta pobreza», apuntó.

Asimismo, insistió en que «si gana la derecha -y más (Javier) Milei- será otra vez la destrucción del aparato productivo nacional, con una apertura de la economía que fulminará el trabajo de los argentinos y las argentinas».

«Además, ya lo anunció, van a destruir el Centro de Investigación Científica, el Conicet, y eso también será un retroceso enorme en la vida del desarrollo de la investigación y la técnica en la Argentina y en la capacitación de los jóvenes», apuntó el referente del movimiento de los derechos humanos que denunció los crímenes cometidos por la última dictadura cívico militar.

Y en ese sentido, el Premio Nobel de la Paz 1980 afirmó que «si gana cualquiera de las dos derechas, tanto con (Patricia) Bullrich como con (Javier) Milei volverán las tragedias que ya vivimos los argentinos y que tratamos de superar en esta endeble democracia».

Caso D'Alessio: la Comisión por la Memoria denunció una campaña sucia  contra Pérez Esquivel | Perfil
Para Pérez Esquivel, «otro tema que me preocupa y mucho de esta derecha es el maltrato a la educación pública por Milei y Juntos por Cambio, que propició su desfinanciamiento cuando Mauricio Macri fue presidente.

«La educación es una conquista de todo el pueblo argentino, sobre todo la reforma universitaria. La educación pública es un derecho e igualdad para todos y todas. La derecha política la quiere desterrar para privilegiar el sistema privado. Quieren que sea un negocio de unos pocos», subrayó.

Consultado sobre qué debe hacer el peronismo y sus aliados frente al panorama electoral, el dirigente de los derechos humanos opinó que el oficialismo «debe revisar y discutir muchas cosas, pero lo importante es que se sigan impulsando proyectos nacionales y con fuerte contenido federal».

«Fundamentalmente, ante el avance de la derecha, el peronismo debe estar más unido que nunca junto a sus aliados, muy unidos y en la diversidad de opinión. El espacio que represente a los intereses populares debe tener todas las fuerzas también para poner límites a la fuga de capitales del país y hacer que vuelvan los millones de dólares que se fugaron al exterior. Hay que terminar con los monopolios, en especial con los de la alimentación. Se debe además controlar la megaminería, cuidar el medio ambiente y defender los recursos naturales. Eso debe contener también la agenda de una gestión peronista», sostuvo.

Por otra parte, consultado sobre el primer aniversario del intento de asesinato a la vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner, Pérez Esquivel reclamó «que haya justicia» en relación a ese hecho porque «no se puede vivir en una Argentina con impunidad.

«Se hace imprescindible una reforma judicial para toda la Argentina. Hoy se cumple un año sin justicia para el intento de matar a Cristina y ese día, antes del atentado, me había reunido con ellas en el Senado. Le había llevado unos budines que le hicieron unas vecinas y que me pidieron que le acerque. Pasamos un lindo momento. Bueno, después el día terminó como terminó», se lamentó.

Y agregó: «Hoy tenemos una causa judicial muy importante, que es la causa del intento de magnicidio, una causa judicial que no tiene justicia. Por eso la reforma judicial es imprescindible en la Argentina, es urgente, los argentinos y las argentinas no podemos tener esta corte suprema con jueces cómplices de la injusticia, con los partidos de la derecha».

En ese sentido, el histórico dirigente del Serpaj reclamó «investigar en profundidad el atentado a Cristina Kirchner» porque quien los ejecutó «no estaban solo y hay «responsables ideológicos detrás» de ese hecho.

«Hay que hacer un trabajo de investigación profundo y vemos desde hace unos años que con estos jueces no se toman decisiones. Esto no puede volver a pasar en nuestro país. El atentado a Cristina es fruto de las mentiras, del discurso del odio, del revanchismo, del racismo y la marginalidad que hoy estamos viviendo y esto no hace bien a la democracia», reflexionó finalmente Pérez Esquivel.

El 13 de octubre de 1982 Adolfo Pérez Esquivel recibió el premio Nobel de la Paz por su lucha en defensa de la democracia y de los miles de desaparecidos en la dictadura, en cuyas cárceles estuvo prisionero.

Fuente: TELAM – Marcelo Cena – Propias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mondino no se va
La oscura influencia de la bananera norteamericana United Fruit Company
Las ‘empanadas de la libertad’: un inesperado desafío al gobierno venezolano