22 junio, 2024 06:32
booked.net

Murió Nora Cortiñas

Nora Cortiñas no es una sola: es la madre que grita frente a las cámaras, la que lleva el pañuelo blanco en la cabeza, la que porta el pañuelo verde en la muñeca, la que juega a la pelota, la que se sube a una moto, la que anda con su bastón con flores o la que se deja conducir en una silla de ruedas. Es la mujer que fue hasta sus últimos días a la Plaza de Mayo –a ese lugar en el que recaló en mayo de 1977 con la esperanza de recuperar a su hijo secuestrado por la dictadura. Nora Cortiñas, que murió este jueves a los 94 años, es eterna en la memoria del pueblo argentino que quiere verdad y justicia. (Luciana Bertoia)

Nora fue, de alguna manera, el compendio de todas las Madres de Plaza de Mayo. Tan distinta de otras, parecía que no guardara rencor por su dolor, por su angustia de décadas. Madraza, sonriente, contenedora, siempre dispuesta a escuchar, a brindar una palabra amable, una sonrisa. La conocí en Trelew, un 22 de agosto hace ya -creo- veinte años. Me la presentó la entonces secretaria de Derechos Humanos de Chubut, Elisa Martínez. Le comenté que en 1976 había conocido superficialmente a su hijo Gustavo, cuando estuve refugiado con mi familia en una casa de Ituzaingó, que teníamos la misma edad, que me había parecido un buen tipo. Me miró con esa sonrisa y me dijo:  «Querido, ¿Y tu familia está bien?». Esa era Nora. Por esas cosas el pueblo las abraza. (Enrique Gil Ibarra)

 

Nora Morales de Cortiñas (Buenos Aires, 22 de marzo de 1930 – 30 de mayo de 2024),​ conocida como Nora o Norita Cortiñas, fue psicóloga social, militante y defensora de los derechos humanos, cofundadora de Madres de Plaza de Mayo y posteriormente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Su hijo Gustavo Cortiñas, militante de la organización Montoneros fue detenido desaparecido en Castelar, provincia de Buenos Aires, por miembros de las Fuerzas Armadas el 15 de abril de 1977, cuando trabajaba en el Ministerio de Economía de la Nación, luego de haber pasado anteriormente por el INDEC y la Comisión Nacional de Valores.​

Nora era profesora en la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. Desde 1998  titular de la cátedra de «Poder Económico y Derechos Humanos».

Doctora honoris causa por la Universidad Libre de BruselasBélgica en el año 2000.​ También la Universidad de Salta le concedió el 2004 un doctorado honoris causa, por su trayectoria en defensa de los derechos económicos y sociales de la población argentina.

En 2012, la Universidad de Buenos Aires la distinguió con el doctorado honoris causa, ocasión en la que dijo: «es un abrazo, fuerte, fuerte, que lo comparto con mi familia y que le dedico a Gustavo a quien hoy le hice una ofrenda, al presentar un habeas corpus como muchos que presenté por años desde el primer día en que se lo llevaron (…) Quiero compartir esta distinción con las madres que fueron llevadas por la dictadura, desde la iglesia de la Santa Cruz a la EsMA; con todas las madres compañeras de lucha».

El viernes 18 de octubre de 2019 recibió el título «Doctora Honoris Causa» en la facultad de trabajo social de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) en la ciudad de Paraná.

El 14 de diciembre de 2010 los trabajadores del IMPA omenajearon a Nora Cortiñas con la inauguración en su edificio de un teatro con su nombre, «por su incansable lucha en defensa de los Derechos Humanos y su solidaridad permanente con todas las luchas de nuestro pueblo».

El 25 de marzo de 2008, trabajadores del Indec y militantes políticos recordaron la labor de su hijo como encuestador y descubrieron una placa donada por los obreros de la exfábrica Zanon. Ese día le entregaron el legajo de su hijo, que aún se conservaba en el instituto.

​En 2012 se estrenó el documental «Norita, Nora Cortiñas» con dirección y guion de Miguel Mirra.

En 2017 la editorial Sudestada editó, como parte de su colección Para chicos y chicas, el número 20 dedicado a la vida de Norita, con textos de Vanesa Jalil e ilustraciones de Julio Ibarra.

También el cantautor uruguayo Alejandro Balbis le escribió una canción, titulada «Desayuno sin hablar», que según explicó fue «producto de largas conversaciones con Nora Cortiñas».

En 2019 recibió el Premio Derechos Humanos, compartido con Victoire Ingabire Umuhoza.

En 2021 le fue otorgado el reconocimiento como «Personalidad destacada de la Universidad de Buenos Aires«,​ durante los festejos por el Bicentenario de dicha universidad,​ recibiendo también una medalla personalizada, una moneda acuñada por la Casa de la Moneda y un sello postal del Correo Argentino (especialmente elaborados para la ocasión).

Un club de fútbol argentino lleva su nombre: el Norita Fútbol Club. Nacido en 2017, tomó su nombre por ser una figura de lucha y militancia. En 2022 se constituyó formalmente, con la firma del estatuto oficial a mano de Cortiñas, designada presidenta honoraria del mismo.

Fuente: La historia viva del pueblo argentino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Gobierno de Milei no paga la luz
Israel atacó un campo de refugiados en Gaza causando al menos 22 muertos
La UCR anticipó que la semana que viene votará la Ley Bases como el gobierno quiere