25 junio, 2024 00:00
booked.net

Mieli debe coincidir con Barrionuevo: los dos tienen que dejar de robar

Juan Luis González

“El plan motosierra es porque le vamos a pasar la motosierra al gasto público. Tiemblen políticos chorros, ladrones, se van a quedar sin robar, van a tener que laburar como personas honestas. Sigan mintiéndoles a la gente, ladrones”.

El que habla es Javier Milei, cuando empezó a presentar lo que se terminó convirtiendo en su gran bandera de la campaña, en el arranque del 2023. Desde entonces la idea de la motosierra copó su plataforma: pasó a ser pieza estable de sus recorridas en caravana por el país, pasó a ser el corazón de su discurso y hasta se transformó en merchandising propio y de sus seguidores. Hasta los críticos del libertario se apropiaron del término. Varios analistas hablaron del “voto motosierra” e incluso Cristina Kirchner, en su reaparición pública el sábado, habló del tema. “Es imposible ir con la motosierra porque no te dan los números”.

Sin embargo, como mucho de lo que sucede en el planeta Milei, la distancia entre la realidad y el discurso es abismal. Es que el libertario, que se proclama como el abanderado de la honestidad que viene a terminar con el robo y la corrupción, es un ladrón. Uno en el sentido literal: que se apropia de lo ajeno, de lo que no le pertenece, lo que en la calle se conoce como “chorro”. NOTICIAS, casi en soledad, viene investigando sobre este costado desconocido del economista: una investigación de Tomás Rodríguez demostró como “Pandenomics”, su libro que luego se convirtió en un corto cinematográfico, incluye robos de al menos seis autores -uno de ellos, el mexicano Salvador Urribari, le comenzó un juicio por plagio-, otra del periodista e intelectual José Benegas que prueba como Milei plagió el prólogo de una nueva edición de «Cuatro mil años de controles de precios y salarios» y también una más que raya lo absurdo, cuando se reveló que “el camino del libertario”, la autobiografía del candidato, también incluye frases copiadas. Casi un meme.

Ahora se suma un capítulo adicional. Es que la tan mentada idea del plan motosierra no es suya. El libertario la ¿tomó prestada? de la campaña del senador estadounidense Rand Paul. En el 2015 el hombre, del sector más conservador del Partido Republicano, quería disputarle la interna partidaria a Donald Trump, y para eso propuso una original idea: destruir el “tax code”, los impuestos, con una motosierra.

Rand Paul y el verdadero plan motosierra

Rand filmó un spot –en el que de fondo sonaba una guitarra eléctrica tocando el himno nacional estadounidense- en el que agarraba una motosierra y rompía las “70 mil páginas” del código de impuestos de aquella nación. El video fue tan viral que luego la propia CNN fue a una competencia internacional de leñadores a buscar la opinión de expertos sobre la destreza del senador a la hora de destruir papeles con su motosierra. ¿De ahí lo habrá sacado Milei? De fondo, nada nuevo se asoma bajo el sol: el plagiador sigue plagiando.

 

Fuente: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por fin Julian Assange será liberado
“El modelo de Milei y Caputo se tambalea” afirma el informe del ISEPCI
Milei cerró su gira: "Si me sale bien, probablemente me den el Nobel de Economía"