4 diciembre, 2022 20:38
booked.net

Los desafíos económicos del próximo gobierno de Gustavo Petro en Colombia

El presidente electo en Colombia, Gustavo Petro, asumirá un gobierno con desafíos económicos por los que tendrá que manejar con pericia las expectativas de un establishment económico que lo mira con recelo y la forma de satisfacer las necesidades esenciales que fueron ejes de las demandas de las protestas sociales contra el actual gobierno.

«Nosotros vamos a desarrollar el capitalismo en Colombia. No porque lo adoremos, sino porque tenemos primero que superar la premodernidad», dijo ayer Petro durante los festejos, una vez que se conoció el resultado del balotaje.

El líder del Pacto Histórico (PH) estimó que la campaña electoral estuvo llena de “mentiras y miedo” porque lo acusaron de querer “expropiar a los colombianos” y “destruir la propiedad privada”.

Esa campaña condujo a Petro y su futura vicepresidenta, Francia Márquez, a firmar un documento -bajo juramento- en el que se comprometieron a no expropiar.

«No expropiaré. No voy a expropiar nada ni a nadie», repitió Petro casi como un mantra en distintas oportunidades.

“No vamos a expropiar a nadie y todo el mundo puede estar tranquilo”, repitió hoy Francia Márquez en una entrevista con la cadena de televisión Caracol.

El economista y politólogo, Jorge Bustamante, que fue titular del Departamento de Estadísticas de Colombia, comentó a Télam que “el país está muy polarizado y tiene problemas de confianza en las instituciones del Estado” lo cual se expresa en un indicador del Banco Interamericano de Desarrollo que determinó que “el 85% de los colombianos no creen ni en la dirigencia pública ni privada, ni en las instituciones”.

En ese contexto, la dirigencia colombiana debe dar respuesta a “una situación social delicada” ya que “cerca del 42% de las familias están entre pobreza o pobreza extrema”, eso quiere decir que “son personas que no comen dos veces al día o una”.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística de Colombia, en los datos más recientes, estimó que en 2021 la pobreza monetaria estuvo en un 39%, que se traduce en que 19,6 millones de ciudadanos no tienen suficientes ingresos para satisfacer sus necesidades básicas.

En tanto, la pobreza extrema llegó al 12,2%, es decir a 6,1 millones de colombianos que no suplen su alimentación esencial.

A eso se suman que “el desempleo sigue muy alto, está en 13.7%” y el problema de la inflación “que es complejo porque buena parte de esa ella es por factores externos”, agregó.

En tanto, el politólogo colombiano Alejandro Cortés-Arbeláez, desde una mirada de los acuerdo políticos para impulsar reformas económicas valoró que el primer cambio que necesitará impulsar Petro es “la forma en la cual se capta la renta”.

“Colombia es un país que concentra la riqueza y esa situación hace que nos convirtamos en un país poco democrático”, describió el politólogo.

El presidente electo estipuló en su programa «Colombia Potencia Mundial de la Vida» que impulsará la «justicia tributaria» de «equidad y progresividad».

Prometió que no extenderá el IVA a la canasta familiar, además de desmontar «beneficios tributarios» al sector de energías no renovables.

Habló de un gravamen a las grandes fortunas y latifundios «sin producción» y proponer prohibir que se recurra a paraísos fiscales a «quienes reciben recursos públicos».

Respecto a la reforma tributaria Cortés-Arbeláez consideró que “grava a los grandes capitales en beneficio de construir una base lo suficientemente sólida para generar beneficios para los menos privilegiados, en términos de subsidios y de posibilidades de accesos”.

Otros factores a considerar como desafíos de la agenda económica de Petro es para Bustamante la deuda externa que “subió mucho y está en 170 mil millones de dólares, entre pública y privada. Es bastante grande y hay que tener cuidado con eso porque el peso colombiano se ha devaluado”.

El diario colombiano El Espectador informó hoy que el país lleva “uno tres años con déficits fiscales que rondan el 7% del PIB y con una deuda que, hasta esta semana, algunos proyectaban cerraría el año por encima del 60 % del PIB”.

Según el mismo medio, las previsiones del gobierno de Iván Duque son más favorables ya que esperan que el contexto de aumento de precio de los commodities ayude a cerrar el 2022 con una “reducción de 4,3 puntos porcentuales”.

Bustamante también estimó que “en este momento hay una ventaja para Colombia porque exporta petróleo, carbón, coltán, níquel, cobre, oro y café. Todos esos commodities están a precios muy interesantes”, lo que podría ofrecer oportunidades al nuevo gobierno.

“Le va a dar un espacio fiscal interesante desde el punto de vista de los ingresos tributarios”, aseveró Bustamante.

Además, el PH propuso para su gestión de gobierno un sistema de “pensión no contributiva universal” para cierto sector de la población además de unificar el actual sistema mixto de pensiones en uno con mayor participación estatal.

El primero de sus pilares será uno «solidario básico» que garantizará un «bono pensional no contributivo» a adultos mayores sin pensión.

Bustamante estimó, en la misma línea que Cortés-Arbeláez, que si Petro piensa en “programas sociales de envergadura, tiene que hacer una reforma tributaria muy complicada”.

Fuente:TELAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las tropas ucranianas se instalaron en Jersón y celebran en Kiev
Rusia abandona la ciudad ucraniana de Jersón
Desenlace incierto en elecciones de Estados Unidos