2 octubre, 2022 15:44
booked.net

La Policía de la Ciudad dispersó por la fuerza a militantes kirchneristas

La policía de la ciudad de Buenos Aires lanzó gas pimienta y golpeó a un grupo de personas que se manifestaron a favor de la vicepresidenta, quien condenó los hechos en las redes sociales. También hubo una concentración opositora frente al domicilio de Cristina Kirchner.

Partidarios y opositores de Cristina de Kirchner se dieron cita en la puerta de la casa de la Vicepresidenta, en Recoleta, se cruzaron entre sí y protagonizaron incidentes con la Policía de la Ciudad, que arrojó gases lacrimógenos y forcejeó con algunos manifestantes oficialistas.

Cristina Kirchner denunció represión frente a su casa y dijo que 'Rodríguez  Larreta es Macri'

Allí hicieron sonar cacerolas y corearon el nombre del fiscal Luciani, al tiempo que mostraron fotos y pancartas suyas.

En paralelo, un puñado de partidarios de la expresidenta dijo presente en la zona y contó: “Che, gorila, che, gorila, no te lo decimos más, si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar».

Por la tensión reinante, la Policía de la Ciudad desplegó un operativo de casi 30 agentes que montó un cordón entre ambos grupos para evitar eventuales cruces.

Ya entrada la noche, la concentración a favor de la dirigente ganó en número y la Policía intentó dispersarla arrojando gas pimienta y forcejeando con los manifestantes.

Repudio

Por su parte, Cristina de Kirchner lanzó tres mensajes en Twitter repudiando la represión contra sus partidarios y acusando a Larreta de «ser Macri».

En el primero de los tuits, dijo: «Lo único que le faltaba a Rodríguez Larreta para ser Macri: la policía de la ciudad reprimió con palos, gas pimienta y gases lacrimógenos a ciudadanos y ciudadanas que se acercaron a Juncal y Uruguay como muestra de apoyo frente a los insultos de un grupo de energúmenos macristas».

Acto seguido, aclaró que «jamás, ningún militante ni simpatizante de nuestro espacio político ha ido al domicilio de ningún dirigente macrista a insultarlos. Ni a la casa de Macri, ni a la de Rodríguez Larreta, ni a la de Bullrich o Vidal».

«Son muy, pero muy violentos… y cuando son menos, la policía de Rodríguez Larreta se suma a la agresión contra mi persona. Nunca fueron ni serán democráticos», concluyó.

Fuente: Ambito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Papa Francisco le pidió a Putin que detenga la guerra
156 millones de brasileños eligen hoy a su futuro presidente
Disturbios en partido de fútbol en Indonesia dejan 174 muertos