15 agosto, 2022 00:31
booked.net

La OTAN en alerta por la «amenaza» rusa

Los líderes de la OTAN definieron este miércoles a Rusia como la «más significativa y directa amenaza» para su seguridad y consideraron a China por primera vez como un «desafío», en la nueva estrategia para la próxima década que busca preparar a la alianza atlántica ante un mundo «más peligroso». En la cumbre que se celebra en Madrid, Estados Unidos anunció el aumento de su presencia militar en Europa, además de la región báltica, en respuesta a la invasión rusa de Ucrania. Por su parte Moscú aseguró que no se siente intimidada y su gobierno no se quedará de brazos cruzados ante el refuerzo militar aliado.

Apoyo a Ucrania «mientras sea necesario»

«Nos enfrentamos a un cambio radical en nuestro entorno de seguridad. Y la competencia estratégica está aumentando en todo el mundo», resumió en una rueda de prensa el secretario general aliado, Jens Stoltenberg. En la cita, los líderes aliados dieron luz verde al «Concepto Estratégico de Madrid», el documento en el que basan sus principios y que guiará sus políticas a lo largo de la próxima década.

La guerra de Rusia en Ucrania «hizo saltar en pedazos» la paz en Europa, destacan los líderes en ese texto, en el que cambian el enfoque de «socio estratégico» que mantenían de Moscú desde que aprobaron su último concepto en 2010, en una cumbre en Lisboa en la que incluso participó el entonces presidente ruso, Dmitri Medvedev.

Los aliados celebraron una sesión de trabajo dedicada a la guerra en Ucrania en la que participó por videoconferencia el presidente de ese país, Volodimir Zelenski, de quien elogiaron su «liderazgo». En la capital española, los líderes de la alianza dieron luz verde a un paquete integral de asistencia a Kiev que incluye comunicaciones seguras, combustible, suministros médicos y armaduras corporales, así como equipos para hacer frente a minas y amenazas químicas y biológicas.

También contiene «cientos de sistemas portátiles antidrones», según señaló Stoltenberg, quien aseguró que «a más largo plazo ayudaremos a Ucrania a pasar de equipamiento de la era soviética a un equipamiento moderno de la OTAN». El secretario general dejó claro que los países de la OTAN darán apoyo a Ucrania «mientras sea necesario», y auguró que los aliados deben estar «preparados para el largo plazo», porque las guerras son impredecibles.

El refuerzo de la presencia militar estadounidense en Europa anunciado por el presidente Joe Biden supone un aumento del despliegue en España, Polonia, Rumania, los estados bálticos, el Reino Unido, Alemania e Italia. «Si Putin esperaba tener menos OTAN en el flanco oriental como resultado de su invasión ilegal e injustificada de Ucrania, estaba totalmente equivocado: tendrá más OTAN», lanzó el primer ministro británico, Boris Johnson, a su llegada al recinto ferial donde se celebra la cumbre.

Moscú denuncia a la OTAN

Rusia aseguró en cambio que no se siente intimidada por el aumento de la presencia militar de Estados Unidos en varios países de Europa, al tiempo que remarcó que el Estado ruso no se quedará de brazos cruzados y garantizará la seguridad del país. «Creo que quienes proponen estas decisiones tienen la ilusión de que podrán intimidar a Rusia, contenerla de alguna manera. No tendrán éxito«, declaró el viceministro de Exteriores, Serguei Riabkov, según la agencia RIA Nóvosti.

Riabkov indicó que la seguridad de los países en los que aparecerán contingentes estadounidenses adicionales no se fortalecerá, sino que la perspectiva de estabilización se alejará. «Los riesgos aumentarán. Nosotros no nos quedaremos de brazos cruzados. Tenemos las capacidades y los recursos. La seguridad será garantizada al cien por ciento», expresó el funcionario ruso.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, intervino por videoconferencia en la cumbre y pidió «sistemas mucho más modernos, artillería moderna», agregando que el apoyo económico «no es menos importante que la ayuda en armas» y que su país necesita unos cinco mil millones de dólares al mes para su defensa. Sobre el terreno, Ucrania repatrió a 144 soldados en el mayor canje de prisioneros con Rusia desde el inicio de la guerra.

La OTAN apunta a China 

En el documento firmado este miércoles, la OTAN menciona por primera vez a ChinaBeijing se posiciona, alineándose con Moscú, en contra de la política de «puertas abiertas» de la alianza atlántica, un elemento más que motivó el debate entre los aliados sobre si debían considerar a China una amenaza o simplemente un desafío, además del hecho de que ha disparado su inversión en defensa e incrementado su capacidad nuclear.

El nuevo Concepto Estratégico se decantó por esto último y advierte que China «desafía nuestros intereses, seguridad y valores», además de establecer una posición conjunta de los aliados contra el terrorismo y las amenazas cibernéticas e híbridas. «China no es nuestro adversario, pero debemos estar al tanto de los graves retos que representa», apuntó Stoltenberg.

Invitación oficial a Suecia y Finlandia

Luego de que Turquía levantara el martes su veto a la entrada de Suecia y Finlandia en la alianza, después de mediar Stoltenberg en intensas negociaciones, los líderes aliados invitaron formalmente a unirse a la OTAN a ambos países nórdicos, que para superar las restricciones de Ankara le prometieron más cooperación antiterrorista.

Además, los líderes aliados acordaron firmar los protocolos de adhesión de ambos países. Más adelante, deberá tener lugar la ratificación de la adhesión a nivel nacional en los 30 aliados, y Suecia y Finlandia solo quedarán cubiertos por el principio de defensa colectiva de la OTAN una vez que haya concluido ese proceso.

Joe Biden felicitó este miércoles a su par turco, Recep Tayyip Erdogan, de quien dijo que está llevando a cabo «un gran trabajo» en las negociaciones con Suecia y Finlandia. Por su parte Erdogan, también presente en Madrid, opinó que van a poder volver a sus países con «las manos llenas y una satisfacción plena» tras la cumbre de la OTAN.

Los aliados también celebraron una sesión de trabajo con socios como la Unión Europea y, por primera vez, con Japón, Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur porque «retos globales como la seguridad marítima o el cambio climático exigen soluciones globales», dijo Stoltenberg. Los ministros de Exteriores aliados también se reunieron con Jordania y Mauritania para reafirmar la determinación de la OTAN a «seguir respondiendo a los retos del sur, incluido el Sahel».

Fuente: Página 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EE.UU. insiste: una delegación de legisladores norteamericanos llegó a Taiwán
¿Cómo transformar planes sociales en empleo formal?
El kirchnerismo marchó a Parque Centenario en apoyo a Cristina