14 junio, 2024 08:17
booked.net

La Nasa suspendió el despegue de su cohete lunar Artemis 1

Una fuga de combustible interrumpió la cuenta atrás para el lanzamiento del nuevo cohete lunar de la Nasa. La fuga estaba en el mismo lugar en el que se identificó durante una prueba en primavera. Los controladores de vuelto detuvieron la operación de repostaje, que ya se hacía con una hora de retraso debido a tormentas en el mar. El proceso se reanudó despacio para ver si la fuga de combustible de hidrógeno podría empeorar, lo que casi con certeza pondría fin a la cuenta atrás, pero las alarmas forzaron otro receso.

El cohete de 98 metros (322 pies) es el más potente que ha construido nunca la Nasa, incluso más que el Saturn V que llevó astronautas a la Luna hace medio siglo.

Si tiene éxito, este vuelo de prueba pondría una cápsula para tripulación en la órbita lunar por primera vez en 50 años.

No había ningún astronauta en la cápsula Orion sobre el cohete en el Centro Espacial Kennedy de la NASA. En su lugar, tres muñecos de pruebas estaban sujetos en los asientos para la misión orbital, que se esperaba durase seis semanas.

Pese a la falta de pasaje, miles de personas llenaban la costa para ver el despegue del Sistema de Lanzamiento Espacial, o SLS por sus siglas en inglés. La vicepresidenta, Kamala Harris, viajó a Orlando con su esposo, pero aún no había hecho el trayecto de una hora por carretera hasta Cabo Cañaveral.

Las fugas de hidrógeno han empañado los preparativos de la NASA desde abril, y han requerido una serie de reparaciones. La prueba se repitió con más éxito en junio, aunque también hubo algunas pérdidas. Los responsables dijeron que no sabrían con certeza si las reparaciones habían funcionado hasta que se intentara cargar los tanques del cohete con casi un millón de galones (4,5 millones de litros) de combustible frío el lunes.

La directora de lanzamiento, Charlie Blackwell-Thompson, y su equipo también tuvieron que lidiar con un problema de comunicación de la cápsula Orion.

Los ingenieros trataban de comprender una demora de 11 minutos en las comunicaciones entre el Control de Lanzamiento y la Orion detectado el domingo por la tarde. Aunque el problema se había resuelto para el lunes por la mañana, la NASA necesitaba saber su origen antes de ejecutar un lanzamiento.

El primer vuelo del programa de exploración lunar de la NASA del siglo XXI, llamado Artemis (Artemisa), por la hermana melliza del dios mitológico Apolo, lleva años de retraso. Sucesivos aplazamientos han provocado sobrecostes presupuestarios: esta demostración costaría 4.100 millones de dólares.

Si la prueba salía bien, el segundo vuelo llevaría astronautas para rodear la Luna en un viaje de ida y vuelta a partir de 2024. Después podría haber un alunizaje de dos personas para finales de 2025. NASA tiene la vista puesta en el polo sur del satélite.

Durante las misiones Apolo, 12 astronautas aterrizaron en la Luna entre 1969 y 1972, con estancias de unos pocos días como mucho. La NASA quiere establecer una base lunar en las misiones Artemis en la que los astronautas puedan hacer estancias de varias semanas. El siguiente paso sería Marte, quizá a finales de la década de 2030 o principios de la década de 2040.

EL LANZADOR SLS

El Space Launch System (SLS) es el cohete más poderoso jamás construido. El impulso de la primera etapa se logra gracias a 25 motores que se alimentan de dos tanques laterales y uno central con combustible sólido.

En el caso de Artemisa 1 todo este combustible se consumirá en dos minutos para vencer la gravedad terrestre y lograr una velocidad de 36 mil km/h.

La segunda etapa funciona con combustible líquido (hidrógeno y oxígeno). El control del lanzamiento se realizará desde Cabo Cañaveral, desde donde partirá el cohete. Luego el control de la misión se realizará desde Houston.

Cohete. El SLS de la Nasa es el cohete más potente jamás construido. (Nasa/Joel Kowsky)
El SLS de la Nasa es el cohete más potente jamás construido. (Nasa/Joel Kowsky) 

LA NAVE ORION

El viaje translunar se realizará en la nave Orion. Puede llevar de cuatro a seis tripulantes, a diferencia de Apolo que solo cobijaba a tres.

Tiene tres partes. El módulo de tripulación donde los astronautas vivirán y trabajarán. El módulo de servicio, aportado por la Agencia Espacial Europea (ESA), que brindará propulsión, energía y el escudo térmico a la nave.

Y el sistema de escape durante lanzamiento, una novedad que lo diferencia del programa Apolo. Esta tecnología puede eyectar a la tripulación en el caso de que ocurra un problema durante el lanzamiento y ascenso de la nave.

La nave tardará unos siete días en llegar a la órbita lunar. La reentrada a la Tierra ocurrirá 43 días después del lanzamiento. Será un momento clave ya que ocurrirá a 40 mil kilómetros por hora y alcanzará una temperatura de 2.800 grados.

Orion. La nave Orion de la Nasa transportará a los astronautas de la Tierra a la Luna. (Nasa)
La nave Orion de la Nasa transportará a los astronautas de la Tierra a la Luna. (Nasa)
MANIQUÍES Y NANOSATÉLITES A BORDO

El lugar de la tripulación lo ocuparán tres maniquíes: el capitán Moonkin Campos, Helga y Zohar. El primero llevará puesto el traje que usarán los astronautas durante el vuelo y diferentes sensores de aceleración, vibración y radiación.

Los otros son torsos de maniquíes que imitan las características de los huesos, órganos y tejidos humanos y llevan 5.600 sensores y un chaleco para protegerse de la radiación.

También se probará Callisto, una especia de Alexa, el asistente virtual de Amazon pero para astronautas. A su vez, la misión colocará en órbita 10 nanosatélites de menos de 12 kilos cada uno, con diferentes objetivos vinculados al estudio de la Luna y el ambiente espacial.

Maniquíes. La misión Artemisa 1 llevará tres maniquíes para analizar los impacto del viaje espacial en los astronautas. (Nasa)
La misión Artemisa 1 llevará tres maniquíes para analizar los impacto del viaje espacial en los astronautas. (Nasa)
CÓMO SIGUE EL PROGRAMA ARTEMISA

El lanzamiento de Artemisa 2 está previsto para 2024. Será una misión tripulada con cuatro astronautas que orbitarán la Luna, de la misma forma que Apolo 8 en 1968. La tripulación se conocerá este año.

Artemisa 3 será la responsable de colocar humanos en suelo lunar. Está prevista para 2025. Orion solo llevará los astronautas hacer la órbita lunar.

Starship, la nave diseñada por SpaceX, será la responsable de completar el descenso hasta la superficie. No irá adosada a Orion, como ocurrió con el módulo lunar de Apolo. Starship esperará a los astronautas en un órbita lunar.

Descenso. Starship HLS, el vehículo de descenso luna de programa Artemisa. (SpaceX)
Starship HLS, el vehículo de descenso luna de programa Artemisa. (SpaceX)
EL POLO SUR LUGAR DESIGNADO PARA DESCENDER

La Nasa ya preseleccionó 13 sitios en la Luna donde se realizará el descenso. El primer paso será realizado por una mujer astronauta.

Polo sur. Sitios en el polo sur lunar preseleccionados para el descenso del programa Artemisa. (Nasa)
Sitios en el polo sur lunar preseleccionados para el descenso del programa Artemisa. (Nasa)

 

Los 13 sitios están ubicados en el polo sur de nuestro satélite. En esa región, hay cráteres que generan sombras en el terreno, por lo que hacer millones de años que no reciben la luz del sol.

Y también hay agua. Este recurso será indispensable para establecer una base lunar. Del agua se puede extraer hidrógeno para combustible y oxígeno para respirar.

Fuente: NASA – La Voz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo es la Ley de Bases que aprobó Senadores: cuáles son los principales cambios
Hezbolá lanzó una nueva andanada de cohetes contra Israel
El G7 anunció un préstamo a Ucrania por 50.000 millones de dólares