1 marzo, 2024 21:01
booked.net

Galaxias remotas, nebulosas brillantes y planeta de gas gigante

El telescopio James Webb, el más potente lanzado por la NASA, captó imágenes sin precedentes de galaxias remotas, nebulosas brillantes y un lejano planeta de gas gigante, informó la agencia espacial estadounidense.

El primer objetivo observado fue la nebulosa Carina, situada a unos 7.600 años luz. El telescopio espacial Hubble ya la había fotografiado y reveló gigantescas columnas de polvo y gas, uno de ellas la famosa Montaña Mística.

Las imágenes de James Webb, cuyo espejo principal utilizado para captar la luz es mucho más grande, prometen ofrecer una nueva perspectiva de Carina.

La Nebulosa del Anillo del Sur es otro de los objetivos. Se trata de una enorme nube de gas que rodea a una estrella moribunda y se encuentra a unos 2.000 años luz de la Tierra (un año luz equivale a más de 9.400 millones de kilómetros).

El tercer objetivo que se ha observado es «el Quinteto de Stephan», el primer grupo compacto de galaxias descubierto en 1787 que se encuentra en la constelación de Pegaso.

Aunque probablemente lo más tentador que puede hacer el Webb sea la utilización de un cúmulo de galaxias, conocido como SMACS 0723, como una especie de lupa cósmica para ver otras galaxias distantes y débiles situadas detrás de esta.

Más allá de las imágenes, el martes próximo también se publicará la primera espectroscopia hecha por el Webb, un mecanismo que sirve para determinar la composición química de un objeto lejano.

Esta técnica se ha aplicado al WASP-96 b, un planeta gigante compuesto principalmente por gas. Se descubrió en 2014 y está situado fuera de nuestro sistema solar, a 1.150 años luz. Su masa es aproximadamente la mitad de la de Júpiter y gira alrededor de su estrella en sólo 3,4 días.

El telescopio espacial acaba de entrar en pleno funcionamiento, después de que el cohete Ariane 5 lo lanzara al espacio en diciembre pasado El Webb llegó a su puesto de observación tras un largo viaje, a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra.

«Estoy deseando no tener que guardar más estos secretos, será un gran alivio», dijo la semana pasada a la AFP Klaus Pontoppidan, astrónomo que supervisa el Webb.

Bill Nelson, director de la NASA, prometió la semana pasada «la imagen más profunda jamás tomada de nuestro universo».

Las capacidades infrarrojas de Webb le permiten ver hacia atrás en el tiempo hasta el Big Bang, hace 13.800 millones de años.

 

Fuente: TELAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Nos habrá insultado en hebreo?
Discuten en Buenos Aires un incremento de 250% en el agua potable
Más de 35.000 pasajeros afectados por paro de personal aeronáutico