25 julio, 2024 07:11
booked.net

En Aldo’s el vino es protagonista

Por: Juan Carlos Fola

Durante abril, Aldo’s Vinoteca & Restorán propone un descuento en almuerzos y cenas para los clientes argentinos, que estará disponible además con todos los medios de pago. Por otro lado, cuentan con una membresía que te permite acceder a importantes beneficios.

La cocina de Aldo’s Restorán & Vinoteca propone, durante los meses de marzo y abril, degustar los sabores de la gastronomía mediterránea de la mano del chef Leo Azulay, con un descuento especial del 25% para ciudadanos argentinos, tanto al mediodía como a la noche. Esto se hará efectivo, siempre y cuando la mesa esté integrada totalmente por clientes locales.

Todos los meses los socios reciben en sus casas una exclusiva selección de vinos de pequeños y medianos productores y bodegas tradicionales elegidos por Graziani, con la gran novedad de que invitan a referentes de la industria a participar en la elección de los vinos del mes.

Cada caja mensual incluye tres etiquetas sugeridas, fichas descriptivas de cada vino, acceso a degustaciones especiales para socios y beneficios en la Tienda Virtual de Aldo’s, prioridad en reservas y venta anticipada de productos destacados, descuentos en las cartas de Aldo’s Restorán, Aldo’s Wine Bar, Vini, Picsa y Tora.

Se puede elegir entre tres membresías: la nueva etiqueta (Bianca), la Azul o la Roja, cada una con diferentes propuestas. Para inscribirse y conocer detalles de cada opción, se debe ingresar en: https://tienda.aldosvinoteca.com/club-del-vino. Los envíos se realizan sin cargo a todo el país.

Para consultas escribir a club@aldosvinoteca.com o comunicarse vía telefónica al +54 11 2261 2326.

LA COCINA DE ALDO’S

Asimismo, se puede disfrutar de la cocina de estilo mediterráneo (e italiana en particular), con el citado descuento para argentinos, así como otro 50% en cada botella de vino para llevar, respecto de los valores de la carta del restaurante.

No acaban aquí las novedades, ya que ahora cuentan con una carta de vinos por copa con alrededor de 50 etiquetas. De manera que así uno puede armar su propio maridaje, para acompañar cada uno de los platos escogidos. En la carta de vinos principal hay nada menos que unas 700 opciones.

En nuestro caso, la degustación comenzó con burrata con ajíes asados y pan carassau (fino y crujiente, originario de la isla de Cerdeña). Sale con aceite de oliva, alcaparras y sal marina.

La segunda entrada fue un clásico que, entre nosotros, es muy consumido en las fiestas de fin de año.

Hablamos del vitello tonnato (o vitel toné en francés). Aquí está presentado en finas lonjas y con los ingredientes clásicos, terminado con aceite de oliva y alcaparras.

En el momento de las pastas, la elección recayó en los cappelletti de stracciatella con aceite de trufa y parmesano rallado. Y también orecchiette a la mediterránea (hechos a mano, caseros), con pomodoro fresco, mozzarella, orégano, perejil y albahaca. Ambas pastas, vale resaltarlo, salieron en su perfecto punto de cocción al dente.

Para concluir, los dos principales fueron la pesca del día dorada en croute cítrica, y la bistecca alla fiorentina de la casa, bien jugosa, que aquí en Aldo’s sirven en un tamaño menor al que encontramos en Italia.

Las guarniciones que acompañaron estos dos platos eran ajíes asados, puré de papas, papas frutas y espinacas salteadas con aceite de oliva.

Y para el final, la degustación de postre incluyó clásicos como el tiramisú y la panna cotta.

Algunas otras opciones de la carta son las berenjenas a la parmigiana (horneada con pomodoro, albahaca y mozzarella de búfala); calamares crocantes servidos con lima y salsa verde; antipasto con una selección de quesos de pasta dura blanda y semidura, embutidos y chacinados artesanales, morrones, aceitunas y grisines caseros.

Otras pastas sugeridas: tagliatelle ripieni de calabaza horneada, amaretti y parmesano con manteca de salvia y piel de cítricos; las cuerdas de guitarra al pomodoro, y gnocchi al gorgonzola. También risotto de arroz carnaroli y hongos salteados, mantecado y queso duro de oveja, o la versión di mare.

Y principales como el matambrito de cerdo a la piastra con aceite especiado; milanesa de pollo de campo, y pollo al horno con hierbas y limón.

En cuanto al maridaje, hay un equipo de sommeliers dispuesto a asesorar en la elección de entre más de 700 etiquetas de reconocidos enólogos y pequeños productores, provenientes de todas las regiones del país y algunas chilenas. Muy buenas también las opciones de coctelería.

 

Aldo’s Restorán & Vinoteca – Dirección: Arévalo 2032, Palermo Hollywood. Horarios: de lunes a jueves y domingos, de 12:00 a 00:00. Viernes y sábados de 12:00 a 01:00 (hay take away). Reservas: https://aldos-palermo.meitre.com/ Web: https://aldosvinoteca.com/ Instagram: @aldosrestaurante

Fuente: fondodeolla.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mundo supera las cifras de hambre de la pandemia
La incomodidad de la verdad
El miedo de Milei a la libertad