10 agosto, 2022 14:00
booked.net

El BID no nos dará préstamos

En duros términos, el presidente del BID explicó por qué no puede aprobar el envío de más plata a la Argentina. Créditos: EFE.
En duros términos, el presidente del BID explicó por qué no puede aprobar el envío de más plata a la Argentina. Créditos: EFE.

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Mauricio Claver-Carone explicó en una columna de opinión que la entidad que dirige no puede enviar al gobierno argentino unos 500 millones de dólares debido a problemas de falta de transparencia y un “tumultuoso historial financiero”.

La Argentina le requiere a este organismo que le apruebe un préstamo incondicional por esa cifra, pero el directorio de la entidad se niega ante el duro presente que afronta el país.

“El éxito de la Argentina es el éxito del BID, pero el tumultuoso historial financiero de Argentina afecta singularmente a los costos del banco. El BID debe proteger su capacidad de ayudar de forma fiable a todos sus 26 prestatarios, incluidos los países pequeños con pocos recursos”, sostuvo Claver-Carone en una columna publicada en Wall Street Journal.

Allí el funcionario también hizo referencia a la llegada de un avión iraní a la Argentina que disparó una investigación por posibles vínculos con el terrorismo.

El presidente del BID explicó por qué no puede enviar más dinero a la Argentina. Créditos: EFE/Robert Perry.

El presidente del BID explicó por qué no puede enviar más dinero a la Argentina. Créditos: EFE/Robert Perry.Por: EFE Servicios

El presidente del BID habló de un “tumultuoso historial financiero” de la Argentina

“Por mucho que el BID quiera aprobar nuevos fondos para la Argentina, no puede dar el visto bueno a las solicitudes para hacerlo sin asegurarse prudentemente de que tiene un impacto en el desarrollo”, concluyó Claver-Carone.

En este sentido, Claver-Carone señaló que “el BID desea que Argentina cumpla los compromisos con el FMI para mejorar las condiciones macroeconómicas. Los compromisos, mucho más modestos que los exigidos a otros países, son clave para promover el crecimiento sostenible y garantizar que el BID pueda ofrecer a Argentina nueva financiación”.

El Gobierno de Alberto Fernández fue crítico de la gestión de Claver-Carone al frente del BID

En la última cumbre de las Américas desarrollada en Los Ángeles el presidente Alberto Fernández lanzó duros cuestionamientos hacia el titular del BID y a su par de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro. El Gobierno de Alberto Fernández promovía para ese puesto a Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos y responsable actualmente de la relación con el BID y el Banco Mundial.

El presidente Alberto Fernández y Gustavo Béliz, que tiene a cargo la relación con el BID. (Foto: Presidencia)
El presidente Alberto Fernández y Gustavo Béliz, que tiene a cargo la relación con el BID. (Foto: Presidencia)

 

“Se ha utilizado a la OEA como un gendarme que facilitó un golpe de estado en Bolivia. Se han apropiado de la conducción del Banco Interamericano de Desarrollo que históricamente estuvo en manos latinoamericanas”, lanzó el jefe de Estado.

Claver-Carone recordó que el BID ha desembolsado más de U$S2.500 millones desde finales de 2020 para mejorar la estructura sanitaria en el medio de la pandemia, el acceso al agua potable y la infraestructura vial de Argentina. “A diferencia del Fondo Monetario Internacional, cuyo mandato incluye el apoyo a las necesidades de liquidez de los países en crisis, la función principal del BID es promover el impacto del desarrollo a través de préstamos para proyectos específicos y asistencia técnica”, agregó el funcionario.

fuente: TN

1 comentario en “El BID no nos dará préstamos”

  1. Pingback: El lunes el BID dijo No, pero el jueves fue Si – Infoargentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín informativo TELAM de las 07:30 horas (audio)
Rescatan a una ballena beluga de 800 kilos en el río Sena
Patricia Bullrich ofendida con el "espectáculo degradante de Elisa Carrió"