7 agosto, 2022 16:30
booked.net

Cristina Kirchner: «La inflación que tenemos es culpa del endeudamiento criminal del macrismo»

La vicepresidenta Cristina Kirchner encabezó el plenario de la CTA, en Avellaneda, en el marco del Día de la Bandera, y aprovechó para centrar un fuerte discurso sobre los problemas económicos de la Argentina, aludiendo a que la inflación es producto del endeudamiento que dejó el gobierno de Mauricio Macri, y que el principal problema es el «bimonetarismo» y la formación de activos en el exterior, además de la evasión impositiva. 

Las tres grandes crisis y el rol del Estado

Al empezar su discurso, Cristina Fernández de Kirchner enfatizó en lo que muchos economistas diagnostican como el problema principal de la Argentina, el déficit fiscal, y desmintió esas hipótesis al destacar el rol del Estado en las «tres principales crisis del último siglo».

“En el siglo 21 advertimos el ataque formidable sobre el concepto del Estado, que no sirve, que hay que achicarlo porque impide el desarrollo de las libertades individuales. Pero las tres grandes crisis de este primer cuarto de siglo, la primera fue en 2008, cuando recién asumía. El mundo se desplomó. Se vino todo abajo. No se recordaba desde 1930 una crisis económica de esas características. Para colmo, teníamos la crisis propia de la 125. La coalición de gobierno partida, ya saben… compañeros de nuestro bloque que se fueron en 2009 y nos enfrentaron allí y en 2013. Pero no importa, ya pasó», lanzó.

Y argumentó: «Esta primera crisis del 2008 la provocó el mercado, la banca estadounidense más grande, el sector privado financiero provocó la primera gran crisis global. Y lo que hicimos los responsables de cada Estado fue asegurarnos que siguiera el consumo, me acuerdo que hablaba con Lula que estaba en Brasil. Yo parecía que en Olivos vendía bicicleta, lavarropas, créditos, porque necesitábamos que la economía no se nos cayera, y se nos cayó un poco, afortunadamente porque había un Estado, pero no sólo acá, en todo el mundo. El Estado norteamericano y el Banco Europeo emitieron 5 veces la base monetaria que tenían. El mercado estaba quebrado. ¿Escucharon a estos brillantes economistas hablar ahí de que no emitiéramos? Cuando es para ellos, está todo bien«.

cristina cta dia de la bandera 20062022

 

Para completar, habló de la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania como las otras grandes crisis con presencia destacada del Estado: «Y después vino la crisis de la pandemia. Que también, tuvo al Estado como quien salió a hacerse cargo. Más allá de la actitud de algún funcionario con el Estado. Lo que hizo ese Estado para enfrentar un escenario desconocido, poniendo plata en laboratorios, montando hospitales, con planes como el IFE, que fue en todo el mundo así. La tercer gran crisis es la guerra entre Rusia y Ucrania que produce la estampida en los precios de alimentos«.

«El capitalismo debe hacerse cargo de algo. Convencieron a todos de que ser comunistas era malo, ahora somos capitalistas, pero queremos consumir, tener derecho a una vivienda, a la ropa. Los mismos que dicen que el Estado es culpable de todo y el sector privado es bondad, nos dicen que la inflación la produce el déficit fiscal», advirtió.

La culpa no es del déficit

Para destacar su teoría de que el déficit no es el problema principal de la Argentina, Cristina comparó los déficit de otros países integrantes del G20: «El G20, que se integra por países desarrollados y emergentes. Estamos en la posición 13. Fíjense todos los países anteriores, tienen muchísimo más déficit que nosotros, fíjense Estados Unidos, se lleva las palmas. El mayor déficit fiscal, históricamente, como Francia, Japón«.

Aunque aclaró: «No quiere decir que sea bueno, pero estoy tratando de encontrar por qué tenemos esta inflación récord en el mundo».

«Vamos al superávit comercial. Los países desarrollados tienen un déficit comercial. EE.UU., 1 billón de dólaresLos emergentes como nosotros estamos con superávit, y el primero cómodo es China. Con 692 mil millones de dólares. Pero si EE.UU. es el que tiene más déficit primaria, final y comercial ¿cómo puede ser? Tienen las maquinitas que imprimen los dólares. El déficit no necesariamente es el causal de los desmadres económicos y de la súper inflación«, precisó.

La ley de oferta y demanda tampoco es la culpable

Luego, aludió a las teorías de los liberales respecto de la oferta y la demanda: «Ahora que están de moda los libertarios, habrán escuchado la ley de oferta y demanda. Si la gente tiene mucha plata y quiere comprar mucho, la oferta no llega, ante esa escasez, se viene la inflación, se cortan los sueldos para que no puedan comprar mucho. Pero fíjense, cuando se satura la producción. Cuando miro el Indec, el uso de la capacidad instalada de la industria, los 12 bloques están por arriba de la Argentina que recibimos en 2019 pero por debajo de 2015«.

«En 2015 los trabajadores tenían el 51% del PBI. Ahora el capital remunera al 58%, los trabajadores al 42%. Con lo cual, tenemos capacidad instalada ociosa para seguir produciendo, y no tenemos grandes salarios. Quiere decir que tampoco es la oferta y la demanda«, analizó.

Es el bimonetarismo: evasores y dólares en el exterior

En su análisis final económico, Cristina Kirchner cuestionó duramente a quienes evaden impuestos y forman activos en el exterior. «En el ranking de países evasores, Argentina ocupa el tercer puestoLa recaudación en nuestro país representa el 28% del PBI cuando debería representar el 48%. Solo Guyana y Malta están encima«, comenzó.

Y siguió: «En los países con formación de activos en el exterior también somos terceros. Esto es ciudadanos que sacan dólares, porque no se llevan pesos al exterior, no los aceptan, sólo aceptan euros y dólares, pero no hay un euro blue, sólo dólar. Vamos aproximándonos al verdadero problema de la argentina, el bimonetarismo. No es que nos faltan dólares, los tenemos, pero están afuera«.

En ese marco es donde cuestionó al gobierno por no intervenir lo suficiente para regular esto: «Esto tiene que ser articulado, y no estaría sucediendo. Hay un festival de importaciones desde hace tiempo. En la Argentina, 600 empresas explican el 75% de las importaciones, y el otro 25% lo explican 24 mil empresas. No es tan difícil controlar esto«.

Y, por último, culpó al endeudamiento de Macri como la consecuencia de esta inflación actual: «A todo proceso de inflación le acompaña un endeudamiento. Para sacar los dólares, los tengo que ingresar. Este proceso es el producto del endeudamiento criminal del macrismo. Tenemos que tenerlo muy claro. Por eso ahora intentan decir que es el déficit fiscal, la ley de oferta y demanda, y que los empresarios no tienen nada que ver«.

Techint, la lapicera y los funcionarios que no funcionan

Más adelante, la expresidenta aprovechó para volver a debatir sus dichos en el aniversario de YPF, que terminaron con la renuncia de Matías Kulfas como ministro de Desarrollo Productivo: «Haber dado 202 millones de dólares por lo que expliqué de Techint… Pediles que la financien ellos, que pidan un crédito en Brasil. Estas cosas también son usar la lapicera, no hace falta pelearse, ni agarrarse de los pelos, lo hacíamos. Hay un empresario argentino en Tierra del Fuego. Durante nuestra gestión, amablemente le sugerimos que encontrara una actividad que equilibrara la balanza, ‘exportá’. Y compró barcos, se dedicó a la pesca y le fue mejor que con lo que hacía en Tierra del Fuego. Uno de la miel es otro ejemplo. Producía grúas, teníamos que pagar importaciones. Le sugirieron la miel, y hoy abre fábricas en Angola. Esto es tener funcionarios y funcionarias que funcionen, que se sienten a discutirles, no hay que agachar la cabeza ni pelearse, es discutir».

Palos para la Corte Suprema de Justicia y el FMI

En último orden, la vicepresidenta cargó contra el Poder Judicial y el FMI. Para retomar con la cuestión de las importaciones, cargó contra la Justicia por permitir con resoluciones judiciales una importación desregulada, aprovechando para vincularlo con los dichos del juez de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz: «Los jueces y los fiscales han aparecido en el mundo de las importaciones. Salieron del país 1847 millones de dólares de importaciones autorizados por jueces. Esos no siguen la doctrina de Rosenkrantz, donde hay una necesidad de dólares, habrá jueces y fiscales para garantizárselos«.

«Si la necesidad es de los poderosos, hay jueces, fiscales, lo que sea. Esto es hoy el partido judicial, no hay Poder Judicial, es un partido«, disparó.

Asimismo, recordó que hace cuatro años el FMI aprobó el crédito con la Argentina y culpó al macrismo por bajar retenciones y no controlar el mercado de capitales: «Nos decían que si eliminábamos las retenciones, iban a producir más. No pasó. Nos dijeron que si dejábamos entrar libremente el capital iba a ser mejor. En 2017 Argentina fue el país que más se endeudó en el mundo. A veces pienso que lo hacen apropósito, hace cuatro años, el board del FMI, aprobó el acuerdo por 50 mil millones de dólares«.

Quiénes acompañaron a Cristina Kirchner

Del acto participaron 1800 delegados de todo el país y la Vicepresidenta fue acompañada por diversos invitados como el titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, el cotitular de la CGT Pablo Moyano, parte de Camioneros y Roberto Baradel, entre otros.

A su vez, también estuvieron presentes intendentes bonaerenses como Fernando EspinozaMayra Mendoza, el gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, el diputado Eduardo Valdés, la legisladora bonaerense Ofelia Fernández, la titular del INADI Victoria Donda, el empresario de medios Víctor Santa Maria, dirigentes de La Cámpora, entre ellos Máximo Kirchner y Andrés “Cuervo” Larroque, y otros importantes funcionarios y dirigentes oficialistas.

Fuente: Perfil – La Nación – Página12- Clarín – Propias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La inflación superaría el 90% en 2022
Petro jura como primer presidente de izquierda en Colombia
Rusia atacó distintos puntos del Donbás y Zelenski pidió más armas