13 abril, 2024 13:14
booked.net

Como con Menem, empieza la fiesta de privatizaciones ¿Pizza con champán?

El presidente electo Javier Milei ratificó su idea de transferir las acciones estatales en la petrolera YPF al capital privado, lo mismo que con otra compañía pública, Enarsa. Además dijo que se desprenderá de la TV Pública, Radio Nacional y la agencia de noticias Télam. “Todo lo que pueda estar en manos del sector privado, lo va a estar”, aseguró.

Aseguró que YPF, en particular, va a requerir una “recomposición” tras su estatización bajo la gestión de Axel Kicillof en el ministerio de Economía.

En este sentido, el presidente electo propuso poner a estas empresas estatales a “crear valor” durante un tiempo que no determinó para luego “venderlas de manera beneficiosa” para los argentinos.

Desprenderse de las acciones del Estado en la petrolera de bandera no será sencillo porque es un paso para el cual se necesitan consensos.

 

También habló del precio de los combustibles. “En materia tarifaria -aclaró- consideramos que tenemos que recomponer la situación financiera de los contratos, pero que esos ajustes sean pagados por el Estado, en términos de reducciones impositivas o mecanismos de rediseño de impuestos, para que beneficien el flujo de fondos de la compañía. Y para que el impacto en la empresa sean minimizados. Recién ahí se ajustaría, en tanto y en cuanto, se recompongan los ingresos de los argentinos”.

 

Privatización de medios públicos, otro de los anuncios de Milei

En relación a la TV Pública, Milei la describió como un “mecanismo de propaganda”. Criticó el «uso negativo y desinformado» del espacio público durante la campaña electoral. Milei no le dio entrevistas a esos medios durante la campaña.

“No adhiero a esas prácticas de tener un Ministerio de Propaganda encubierto: tiene que ser privatizado. Lo mismo con Radio Nacional. Todo lo que pueda estar en manos del sector privado, va a estar en manos del sector privado”, detalló y luego, ante la pregunta sobre si Télam pasará por el mismo proceso, el libertario aseguró “absolutamente”.

 

En contraste, Milei descartó por ahora la privatización de la educación y la salud, argumentando que son competencias de las provincias. De todos modos, reafirmó su apoyo a los “vouchers”, aunque señaló que primero es necesario racionalizar otras cuestiones antes de poner ciertos temas en la agenda.

“El ordenamiento argentino es federal. No se pueden privatizar ni la educación ni la salud porque están en el plano de las provincias. Eso fue parte de la campaña del miedo. ¿Lo del voucher? Siempre es mejor financiar la demanda, no la oferta. Pero estamos hablando de cosas que no se van a poder implementar en el corto plazo, así que dejemos de meterle ruido en la cabeza a la gente. Todo va a seguir como hasta ahora”, abundó.

“Estamos integrando a especialistas de diversos espacios pero con convicción de cambiar a Argentina hacia las ideas de la libertad. Los más talentosos van a estar dentro, no importa de dónde vengan, lo que importa es resolver los problemas de los argentinos”, dijo el presidente electo.

13 puntos menos del PBI

“Ni bien Javier asuma, el foco va a estar puesto en la baja del gasto del Estado. El objetivo es que caiga cerca de 13 puntos del PBI”, adelantó el diputado electo por La Libertad Avanza Alberto Benegas Lynch, uno de los más cercanos al presidente electo.

Javier Milei y «Bertie» Benegas Lynch, diputado electo por LLA

“Luego manifestará su intención de terminar con la obra pública. Eso no quiere decir que no vayamos a hacer más rutas. En todo caso, se cambiará el ejecutor. Las cosas no se harán a través de un fondeo estatal sino por medio de la obra pública privada”, dijo.

“Vamos a terminar con ese sistema de chantaje que ahora solo sirve para financiar a gobernadores amigos”, sostuvo en relación con las transferencias a las provincias para los trabajos públicos.

Anunció que harán que los subsidios a los servicios públicos “estén a favor de la demanda y no de la oferta”.

“El subsidio no tiene que asistir a las empresas sino al consumidor. Y en aquellos rubros donde no se pueda ejecutar un sistema similar, se llevará a cabo una recalibración económica financiera para que a esas empresas les cierre el negocio”, explicó Benegas Lynch.

“Con el transporte público, por ejemplo, todos sabemos que hay distintas líneas que hacen rutas parecidas. Entonces, vos vas a poder elegir cuál tomar. Cada una de ellas competirá con servicios diferenciales como aire acondicionado, música funcional o algún commodity que pueda beneficiar al cliente. Eso abrirá la competencia”, detalló.

Se refería, claro, a lo que se llama el AMBA (área metropolitana de Buenos Aires) porque en el interior no hay ese tipo de elecciones a la hora de tomar el transporte público.

“Javier tiene aspiraciones de sobrecumplir las metas del Fondo Monetario Internacional (FMI). Quiere ir a un equilibrio fiscal directamente. Y esa baja del gasto va a permitir bajar impuestos. La idea es que solamente queden 10”, develó sin mayores detalles.

Sobre los planes sociales, aclaró que no habrá cambios por ahora.

Ello, “a pesar de que todos sabemos que son un cuchillo que tenemos clavado en la espalda. Pero en el contexto actual, tenemos esa restricción”.

Sobre conflictividad social que generará estos anuncios, Benegas Lynch sostuvo: “Si estamos haciendo énfasis en que no se van a tocar derechos adquiridos ni partidas sociales, no tendría que haber ninguna efervescencia por parte de las víctimas del kirchnerismo”.

Una operación compleja para un anuncio tan sencillo

“YPF primero hay que recomponerla,  dijo ayer el presidente electo en declaraciones a radio Mitre.

Lo que no dijo Javier Milei es que no se puede efectuar una venta de manera directa y unilateral. Además, es algo que no puede hacer en la inmediatez del corto plazo porque no tiene las herramientas, ni los acuerdos políticos necesarios.

En primer lugar, lo que necesita es el apoyo de dos tercios del Congreso de la Nación, algo que hoy no tiene. Y en ese proceso de “recomposición” de la empresa también hay detrás un camino de acuerdos políticos que habrá sellar y, antes de eso, hay que esperar a que decante la reconfiguración de alianzas y acuerdos de fuerzas que terminará cuando esté definido su gabinete sobre el cual hoy dio algunas certezas.

Además una eventual privatización de la petrolera del Estado también requiere de la aprobación de las provincias. Esto se debe a que en la nacionalización también se realizó una sindicatura de acciones entre Nación y las provincias.

Este pacto de sindicación de acciones que se ejecutó con las provincias significa que deberán votar siempre en la misma forma. Del 51% de las acciones que nacionalizó el Estado argentino, el 51% pasó a manos al Estado nacional, mientras que el 49% restante quedó en manos de las provincias de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos: Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chubut, Río Negro, La Pampa, Mendoza, Salta, Jujuy y Formosa.

Un dato no menor es que el espacio de la Libertad Avanza no cuenta con ningún gobernador ni en ejercicio ni electo. Apenas hay tendrá tres intendentes (dos en Córdoba y uno en Chubut).

El juicio contra la República Argentina por la nacionalización de la petrolera de bandera en 2012 todavía sigue sin resolución y se mantiene firme la posibilidad de que el Estado deba pagar la abultada cifra de 16.000 millones de dólares, por “errores” cometidos en ese proceso. Argentina ya avisó que no solo apelará este fallo de la jueza del distrito sur de Nueva York, Loretta Preska, sino también otras cinco decisiones de la jueza desde 2016.

El fondo Burford Capital, que compró a Repsol ese juicio fue el que propuso el esquema de “compensación” por la millonaria cifra, que obtuvo el visto bueno por parte de la jueza. En marzo de este año, la jueza eximió de responsabilidades a la petrolera; sin embargo, el fondo apeló esta decisión y busca volver a incorporar nuevamente a la petrolera al caso.

El Estado cuenta con dos instancias de apelación y la decisión de rever todas las decisiones tomadas los últimos 8 años anticipan que será un proceso, por lo menos, complejo. No es un dato menor teniendo en cuenta que en caso de que se opte por vender la petrolera de mayoría estatal, un juicio de semejante envergadura podría condicionar su valor de mercado.

Los mercados reaccionaron de manera positiva en la cotización de la petrolera y el ejemplo más contundente se ve en la Bolsa de New York. Los papeles de YPF aumentaron más de un 34% en apenas un día. El viernes las acciones de la firma NYSE cerraron en el orden los US$ 10,73 ayer hoy abrieron en los US$ 14,60. La firma aumentó su valor bursátil en unos US$ 1.500 millones entre el viernes y ayer, lo que eleva el total por encima de US$ 5.700 millones.

“Vamos a terminar con ese sistema de chantaje que ahora solo sirve para financiar a gobernadores amigos”.

Alberto Benegas Lynch, diputado electo, sobre la obra pública.

Fuente: Río Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OTRA VEZ SOPA: la Argentina volvió a tener la inflación más alta del mundo
La recesión ya impacta en el empleo: las alimenticias empezaron a despedir
Milei se reunió con Elon Musk y recorrió la fábrica de Tesla