25 julio, 2024 04:47
booked.net

Caputo salió a enfrentar los rumores de devaluación

El ministro de Economía, Luis Caputo, volvió a asegurar que no habrá una maxidevaluación.

Las acciones de empresas argentinas y los bonos de deuda que cotizan en Wall Street cayeron por segundo día consecutivo, mientras la plaza local está parada por el fin de semana XL. Anticipándose a la apertura de la semana próxima, el ministro de Economía, Luis Caputo, salió a desmentir rumores de devaluación y de tensiones dentro del área económica del gobierno.

De esta manera, cerró una semana desincronizada en la operatoria con múltiples feriados tanto en Estados Unidos, como en territorio argentino. Esta es una prueba de que los operadores parecen más inclinados a una postura más cauta. “Ello sucede tras el ensayo de rebote técnico que se activó la semana previa por el combo de positivas noticias políticas y económicas, entre ellas el avance de la Ley Bases y el paquete fiscal”, advierte el economista Gustavo Ber. Y agregó: “La atención se redirecciona hacia un posible nuevo programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que pudiera aportar fondos frescos para la salida del cepo”.

A través de su cuenta de X, Caputo volvió a negar una megadevaluación e intentó despejar dudas sobre el equipo económico. Afirmó que entre el Ministerio de Economía y el Banco Central conforman “un equipo compacto y uniforme”, que mantiene “un perfil bajo con relación con los medios de comunicación”.

“No podemos perder tiempo refutando cada una de estas mentiras”, dijo sobre la ola de rumores y especulaciones que ganó al mercado.

Sin embargo, fue el Fondo quien a través de su último documento puso al ministro contra la pared, confirmando la mala relación que Caputo tiene con el organismo. La presión fue tan intensa que Caputo sacó un tuit desesperado este viernes, negando que el informe del Fondo dice lo que dice, esto es que a fin de mes se termina el dólar blend para el campo.

Caputo ahora busca un salvataje del Banco de Pagos Internacionales, más conocido como Basilea (BIS) y el Banco de Inversión Europeo (IEB) para conseguir fondos que le permitan sostener el actual ritmo de devaluación del 2% mensual, que el FMI rechaza.

Fuente: La Capital – FMI – LPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mundo supera las cifras de hambre de la pandemia
La economía no para de caer desde que llegó Milei a la Casa Rosada
Caputo inicia su participación en el G20 y se reunirá con la jefa del FMI