12 agosto, 2022 02:31
booked.net

Anticipo de El Cronista: Se prepara un «Plan Marshall» criollo

Alberto Fernández evitó mostrarse públicamente en los últimos días; se reunió en secreto con Cristina Kirchner y Sergio Massa en Olivos y no expuso agenda pública alguna. Pero en el Gobierno aseguraron anoche que «el Presidente está en control del país» y sus ministros adelantaron que se elabora un «Plan Marshall criollo». 

El Plan Marshall fomentado en 1948 por Estados Unidos luego de la segunda Guerra Mundial para reconstruir Europa, apuntó a eliminar barreras al comercio, modernizar la industria europea y hacer próspero al Viejo continente. Pero en ello no hay demasiadas similitudes con lo que busca hacer Alberto Fernández en Argentina ahora.

Antes del acto en Entre Ríos, el ministro del Interior deslizó algunos indicios de lo que implicará ese «plan Marshall criollo». Ante empresarios y embajadores en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) el titular de la cartera de Interior enfatizó que «las políticas a favor de la industria y el empleo deben trascender a los gobiernos de turno», y llamó a «llegar a los acuerdos básicos entre todos los sectores para construir una Argentina que funcione».

 

Pero De Pedro tampoco dio demasiados detalles del nuevo «plan Marshall criollo». En una nueva jornada de reiterada estampida del dólar blue, rumores de renuncia del presidente de la Cámara baja, Sergio Massa y un nuevo paquete de medidas restrictivas del Banco Central tendientes a financiar las compras en el free shop, el Gobierno no hizo mucho por calmar la incertidumbre reinante.

IMPORTACIONES Y REUNION SECRETA

Lejos de apaciguar los ánimos, la portavoz oficial, Gabriela Cerruti, dijo que «el Presidente está en el control del país» aunque no supo dar detalles de la agenda de trabajo de Alberto Fernández que hace dos días se desconoce por completo. «A veces la agenda del Presidente tiene actos públicos, otras veces tiene reuniones de trabajo como está llevando», dijo Cerruti. En la agenda oficial prevista para hoy tampoco el Presidente tiene actividad alguna anunciada.

La portavoz negó una reunión que hubo en la residencia de Olivos en estricto hermetismo entre el Presidente, la vice y Massa para coordinar la agenda parlamentaria y el futuro del Frente de Todos. No se dieron detalles de ese encuentro que se mantuvo en secreto en el que presuntamente sellaron una tregua.

Tampoco Cerruti dio detalles sobre los lineamientos del Gobierno ante la nueva etapa que se inaugura con la llegada de Batakis en Economía y no aclaró cuándo estará completo el equipo del Ministerio que dejó hace menos de una semana Martín Guzmán con su renuncia intempestiva.

En la mirada del corto plazo y en función de las recientes restricciones económicas, la portavoz del Gobierno sólo atinó a responder en conferencia de prensa: «en un país en el cual hay que elegir hacia dónde se dirigen los dólares el Gobierno prioriza los medicamentos, los fertilizantes para el campo y las autopartes para la industria automotriz», precisó.

Inmediatamente lanzó una definición que al parecer tomó como eje de gestión el Presidente. Así, Cerruti indicó que «hay que evitar las compras suntuosas».

De esta manera, el Gobierno ratificó la decisión del Banco Central sobre la prohibición de las cuotas para las compras en el Freeshop y dejó en claro que optará por establecer una política de «prioridades» para la captación de dólares del BCRA. Se trata de un esquema en el que supuestamente se dará jerarquía a la importación de insumos para la producción.

 

Batakis destacó que la medida permitirá mantener el crecimiento del nivel de la actividad económica y fomentar la creación de empleo industrial en la Argentina. Del encuentro participó también el designado secretario de Comercio Interior, Martín Pollera. Públicamente no se dieron mayores detalles aunque en la Casa Rosada aseguran que eso también formaría parte del bautizado «plan Marshall criollo».

En diálogo con El Cronista, Scioli destacó que ´»se trató de un gran encuentro con un sector estratégico de la economía. Vamos a trabajar sobre la medida que garantiza el acceso a divisas para importar autopartes. Con esta iniciativa damos certidumbre a una industria clave para el crecimiento económico y la creación de empleo», dijo.

PRECIOS CUIDADOS

A la vez, la Secretaría de Comercio Interior renovó el programa Precios Cuidados, la iniciativa del Gobierno nacional que tiene por objetivo ser una referencia de precios en góndola para que las y los consumidores puedan acceder a una gran variedad de productos representativos del consumo cotidiano.

En esta nueva etapa, que entra en vigencia desde mañana hasta el 7 de octubre, se incluyeron 949 productos representativos de la canasta del consumo promedio de las y los argentinos en diversos rubros y categorías. Esto también formaría parte del esquema de «jeraraquización de prioridades».

Por otra parte, la portavoz oficial no quiso responder los cuestionamientos a la política restrictiva de importaciones que planteó el embajador de Estados Unidos, Marc Stanley, ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

«Tenemos una excelente relación con Estados Unidos y con el embajador Stanley», se limitó a decir Cerruti ante una pregunta puntual de El Cronista. Es que el embajador norteamericano objetó esta semana las políticas proteccionistas de la Argentina y entendió que ello ahuyentará la inversión extranjera. El tema surge por las quejas no sólo de Estados Unidos sino de otros inversores extranjeros que cada vez mayores medidas de limitación a la importación de insumos para la producción.

SALARIO UNIVERSAL

Como mecanismo diferenciador de la estrategia de política social que anunció Cristina Kirchner y buena parte de los legisladores del Frente de Todos que le responde, desde la Casa Rosada volvieron a desechar la idea de impulsar un proyecto de ley o decreto para imponer el plan de Salario Básico Universal.

En este sentido, la portavoz oficial dijo que Batakis había admitido que el Salario Basico Universal es un plan que en el mundo se ha discutido durante mucho tiempo y «en Argentina también siempre fue un planteo». Pero aclaró: «no está la posibilidad en este momento por las cuentas de la Argentina de avanzar con un proyecto» de salario básico universal.

La iniciativa es impulsada en la Cámara baja por los diputados que responden a los movimientos sociales y Cristina Kirchner aseguró el sábado pasado en el acto realizado en Ensenada, que es un tema que hay que debatir en profundidad. Pero para Alberto Fernández este no es un tema prioritario.

Fuente: El Cronista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín informativo TELAM de las 19:00 horas (audio)
Incentivos cambiarios y facilidades aduaneras para Vaca Muerta
Un hombre armado intentó entrar por la fuerza en la sede del FBI en Cincinnati