2 octubre, 2022 15:22
booked.net

Vicentín pretende pagar sólo el 20% de su deuda y pide auxilio del Estado

Se reafirma que Vicentín no éramos «todos», como un grupo de ingenuos (o maliciosos) pretendía hace unos meses. La empresa en convocatoria, con sus directivos procesados, además pretende pagar a sus acreedores -entre ellos el banco Nación- sólo un 20% de los 1.630 millones de dólares que adeuda y, como si fuera poco, pide que el Estado argentino la ayude.

Un grupo de 70 acreedores granarios del concurso de la agroexportadora Vicentin emitió un comunicado en el que insiste en el cram down (salvataje) como salida a la crisis, y asegura que la propuesta de la empresa pretende “pagar a sus acreedores un 20% de los más de U$S1.630 millones que debe”.

Los acreedores granarios, reunidos desde junio de 2020 en un fideicomiso “dispuesto y comprometido a sumarse y colaborar en los proyectos que persiguieran la continuidad de la empresa”, insistieron en el cram down como salida virtuosa para quienes tienen deuda verificada en el concurso.

En el comunicado difundido hoy, recuerdan que “en la justicia penal hay 13 imputados, todos los bienes del grupo Vicentin y sus directores están cautelados y la Corte Suprema de Santa Fe ha decidido intervenir ya que, al menos, entiende que hay inconsistencias entre lo que ocurre en Reconquista, en el juzgado del concurso, y lo que se está investigando en la Fiscalía de Delitos Económicos de Rosario”.


Omar Scarel, director de Vicentín, procesado, acusado de estafa y defraudación

Los acreedores granarios critican la propuesta de pago que Vicentin asegura tener acordada con las mayorías de personas y capital que exige la Ley de Concurso y Quiebras, cuya efectivización quedó suspendida por la decisión de la Corte santafesina de “avocarse” al caso y sacarle el expediente al juez Fabián Lorenzini.

“Es que Vicentin presenta a la vista del juez y la sindicatura una propuesta concursal arbitraria e injusta, en la que pretende disponer los bienes más valiosos -que están cautelados por la justicia penal- y pagar a sus acreedores un 20% de los más de 1.630 millones de dólares que debe”, sostienen.

Aseguran que “esta maniobra, que implicaría el desguace de la compañía, es un excelente negocio para los accionistas de Vicentin y para los compradores, pero es nuevamente a nuestro exclusivo costo y no lo vamos a permitir”.

En el texto titulado “Cinismo extremo: Vicentin se muestra víctima de la Justicia y los acreedores”, las empresas que participan del concurso señalan que “confiamos en el mecanismo que define la ley, el cram down, porque descontamos que hay interesados en continuar con la empresa”.

“Quién consiga el apoyo de la mayoría de los acreedores, será el nuevo titular de la firma sin tener de socios a los que generaron el mayor default del agro argentino”, añadieron.

En esa línea, destacan que “los actuales dueños de Vicentin tienen el derecho de competir con el resto de los oferentes”, pero “lo que perderán cuando se inicie el cram down es la protección que les han otorgado hasta hoy el juez y los síndicos” del concurso.

“Si los votos conseguidos por Vicentin en respaldo de la propuesta actual son legales y genuinos, no les debería ser muy trabajoso mantenerlos para la nueva etapa”, afirmaron.

Por último, señalaron que “quienes firmamos (el comunicado), miembros del fideicomiso Acreedores Granarios de Vicentin, somos empresarios del sector productivo y lo representamos. No confiamos en quien tanto daño hizo al agro argentino y mucho menos en sus soluciones”.

Fuente: NA – Propias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Papa Francisco le pidió a Putin que detenga la guerra
156 millones de brasileños eligen hoy a su futuro presidente
Disturbios en partido de fútbol en Indonesia dejan 174 muertos