28 enero, 2023 12:22
booked.net

NICOLÁS CARRIZO LLORÓ ANTE LA JUEZA. CÓMO SE PLANIFICÓ EL ATENTADO CONTRA CRISTINA.

Nicolás Carrizo, el cuarto detenido por el intento de homicidio de la vicepresidenta Cristina Kirchner, negó haber planificado el ataque e intentó despegarse de Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, al prestar declaración indagatoria ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti.

El presunto jefe de los vendedores de «copitos», que se largó a llorar durante la audiencia, estuvo tres horas frente a la magistrada en los juzgados de Comodoro Py.

Antes de la indagatoria, Carrizo había pedido la excarcelación a través de su abogado, Gastón Marano, quien lo acompañó durante la entrevista con Capuchetti.

El detenido afirmó que no tuvo nada que ver con la planificación del ataque a la vicepresidenta, ocurrido el 1º de septiembre pasado en la puerta de la casa de Cristina Kirchner, en el barrio porteño de Recoleta, cuando Sabag Montiel gatilló un arma cerca de su rostro, pero la bala no salió.

No obstante, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) halló, posteriormente al ataque, mensajes de Carrizo con una persona a quien le expresaba su malestar por el fracaso del intento de homicidio de la vicepresidenta. Al respecto, el imputado sostuvo que se trató de una «broma» que le hizo a un familiar «de ideas kirchneristas».

El intercambio de mensajes con una persona identificada como «Andrea» de quien Carrizo asegura que es su «hermanastra», se produjo después del ataque realizado el jueves 1 de septiembre y hace referencia a Sabag Montiel y el arma utilizada. Carrizo todavía creía que habían utilizado una pistola calibre 22 que él le había entregado a Brenda Uliarte.

─Nicolás Gabriel Carrizo: Andrea el arma es mía.

─Andrea: No está a tu nombre Gaby.

─Carrizo: No, pero aparecen mis huellas.

─Andrea: Gaby, no quedan tus huellas. No te comas la cabeza. Tiene la huella del otro chabón.

─Carrizo: Esto estaba planificado para dentro de una semana.

─Andrea: Hizo todo mal. Es un pelotudo.

─Carrizo: Estamos decididos a matarla a la puta esa.

─Andrea: Pensá en tu hermano Gaby.

─Carrizo: Cristina tiene miedo, salió mal pero tiene miedo.

─Andrea: Pensá en Facu.

─Carrizo: Mi amigo estuvo a un segundo de convertirse en héroe nacional, Andrea … Estuvo muy cercaaa. Falló el arma. No lo entiendo andaba bien.

Ahora, la juez Capuchetti debe decidir si lo procesa o no, además de responder al pedido de excarcelación que hizo su defensa.

Cómo se planificó el atentado a Cristina

Aunque la Justicia ya llegó a la conclusión de que Brenda Uliarte y Fernando Sabag Montiel, los dos principales acusados del intento de homicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner «planificaron el atentado, tenían intención de darle muerte y estudiaron el momento y lugar preciso para concretar su cometido», por lo que ambos quedaron este jueves procesados como coautores de homicidio calificado en grado de tentativa y con prisión preventiva, aún quedan por determinar otros puntos clave.

El principal hueco es que no hubo todavía acceso a los mensajes del teléfono de Sabag Montiel, por la pericia fallida del dispositivo Samsung A50 realizada por un perito de la Policía Federal Argentina (PFA) y el borrado de fábrica del teléfono, que provocaron un enfrentamiento entre la magistrada y la fuerza de seguridad.

Si bien para la jueza es secundario, falta explicar las razones de por qué, si la intención -tras tareas de inteligencia, vigilancia y estudiada planificación- fue dar muerte a Fernández de Kirchner, el atentado no logró concretarse, ya que la pistola semiautomática, marca Bersa, secuestrada tras la detención de Sabag Montiel resultó ser “apta para producir disparos, de funcionamiento anormal”, sostuvo la pericia, debido a una falencia en la pistola: “Falta de retención de corredera”. La pericia sostiene que “el retén de la corredera no se eleva correctamente y no retiene a la corredera al estar el estuche cargador sin munición, debido a un desgaste de la pieza elevador de cartuchos del mencionado cargador”. Es decir, que “luego de efectuar el último disparo, la corredera queda cerrada, cuando debería quedar abierta/retenida por dicho retén de corredera”, explicó la jueza en el procesamiento de Sabag Montiel y Uliarte.

Sin embargo, esa falencia en la pistola “no afecta el ciclo de disparo de arma (alimentación de munición en recámara, disparo, extracción y eyección de vaina servida resultante)”, según el perito que analizó la Bersa. El experto probó uno de los cartuchos secuestrados a Sabag Montiel y Uriarte y también resultó “apto para fines específicos”.

Brenda Uliarte compró la pistola
Según la reconstrucción de la Justicia, todo comenzó el 22 de abril último, cuando Brenda Uliarte habría adquirido la pistola semiautomática, «de acción simple, calibre 32  marca Bersa, modelo Lusber 84″, con la numeración ‘25037’ en el lateral izquierdo del cañón, luego utilizada para cometer el hecho investigado».
El día señalado, Uliarte le indicó a un contacto identificado como «Serena» que había adquirido un arma de fuego.«Si tengo un fierro lo compre porque mi ex está jede», escribió a ese contacto, según el mensaje recuperado de su teléfono celular por la PSA. Ese mismo día le dijo a otro contacto agendado, «Fran: tranqui no va a pasar nada… es mío el fierro»

El 4 de julio se comunicó con el contacto «Amor de mi vida», quien resultó ser Agustina Díaz, la tercera detenida en la causa y cuya situación procesal está pendiente de resolución aún.

«Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina… me dan los ovarios para hacerlo … el tema es cómo, porque la vieja tiene seguridad», le escribió.

«Dicha circunstancia -dictaminó la jueza-, pone de relieve que, para esa época, Uliarte ya había tomado la decisión de atentar contra la vida de la Sra. Vicepresidenta, Cristina Elisabet Fernández de Kirchner, iniciando así el curso del plan al cual solo le bastaba definir las circunstancias de modo, tiempo y lugar de su ejecución».

Los pasos previos

La segunda parte del plan «ocurrió posteriormente a partir de la inteligencia que tanto ella como Sabag Montiel realizaron en días previos al atentado»

En el procesamiento se incluyeron numerosas fotografías de Uliarte manipulando la misma pistola que fue secuestrada en el lugar de los hechos el 1 de septiembre, luego de ser gatillada por Sabag Montiel .

Antes del atentado, el 23 de agosto, ambos detenidos mantuvieron una conversación, en el marco de la cual Sabag Montiel le refirió: «Otra cosa, me contestó el tipo del alquiler de Recoleta para el sábado tenemos que verlo y dice que no tiene… Eh… No sé, tiene que coordinar varias entrevistas y que le dejen una seña viste que se yo, asi que le dije que íbamos a tener plata para dejarle una seña«.

En dicha oportunidad, Uliarte le contesta: «¿No te gusta el depto.?», a lo que Sabag Montiel responde «no me gusta el depto, el pelo si. Cristina y la gente está reunida en Recoleta. Para pegarle un corchazo».

Uliarte respondió mediante el envío de un audio: «No amor, laburamos esta semana y el sábado vamos y le dejamos una seña, ya fue…Alto depto ese de Recoleta amore, si vieras donde vive Cristina entendés, Cristina vive en Recoleta, estamos re cerca de la mina. La podemos hacer pija, eh…Si, hay que ir y pegarle un corchazo ¿Sabes que hace falta? Un francotirador, viste que la mina se pone en el balcón, hace falta ahí y pimba, un tiro en la cabeza, hacerla mierda…».

Fuente: NA – TELAM – El DiarioAR – El Ancasti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Página en mantenimiento técnico
Página en mantenimiento técnico
Página en mantenimiento técnico