6 diciembre, 2022 13:04
booked.net

Las Fuerzas Armadas ayudarán a combatir los incendios en el Delta

El presidente Alberto Fernández aseguró ayer que el gobierno nacional no va a “permanecer pasivo” ante los incendios que afectan las islas del delta del río Paraná y remarcó que se dispuso “la actuación inmediata de las Fuerzas Armadas” para frenar el fuego, brindar asistencia y colaboración, particularmente en la zona metropolitana de Rosario.

“No vamos a permanecer pasivos ante acciones descalificables que generan desastres ecológicos”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter junto con algunas fotografías de la catástrofe y los operativos en el lugar.

En este marco, Fernández ratificó que se dispuso “la actuación inmediata de las Fuerzas Armadas para frenar los incendios” y que se activó “el Comando Conjunto de Zona de Emergencia de Santa Fe, Entre Ríos y norte de Buenos Aires”. “La Secretaría de Coordinación Militar en Emergencias y un equipo de asesores militares ya se encuentran en el lugar evaluando la situación y organizando las tareas de apoyo. Se desplegaron tres helicópteros Buey II, 1.600 brigadistas, unidades de apoyo naval fluvial de la Armada, Batallón de Ingenieros Anfibio 121, Batallón de Ingenieros 1, Batallón de Ingenieros 2 de Concepción del Uruguay, Compañía de Ingenieros y Agrupación de Ingenieros 601”, puntualizó.

El Delta en llamas: Incendios en las islas del Bajo Paraná » Noticias UNSAM

La quema de pastizales que persisten en las islas del Delta del río Paraná trae consecuencias en la salud de las personas alérgicas, pero también de quienes no sufren ese problema, según la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (Aaaeic), que señaló que deben tomar las mismas precauciones quienes viven cerca de los incendios o los que están en zonas más alejadas.

Las partículas producidas por el polvo de las cenizas ocasionadas por los incendios provocan alteraciones respiratorias tanto a nivel superior, con estornudos, irritación ocular, nasal, congestión y eventual secreción nasal, como síntomas respiratorios inferiores (tos, falta de aire o silbido en el pecho).

Además, producen exacerbaciones del asma, enfermedades alérgicas y enfermedad pulmonar obstructiva (EPOC) crónica, así como un aumento de procesos infecciosos como sinusitis y neumonía, según informó el comité de medio ambiente y tabaquismo de la Aaaeic.

“Esto se manifiesta con picazón, ardor, irritación y, en ocasiones, hasta dolor a nivel de la parte respiratoria, como puede ser en la nariz, garganta y ojos, pero en personas que tienen algún tipo de antecedente respiratorio puede provocar aumento de sus síntomas a nivel bronquial, y también a quienes sufren EPOC”, aseguraron ayer.

Fuente: Perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alberto Fernández parte al G20 en Bali
Desde Paris, Alberto Fernández confirmó el bono para trabajadores formales
El que atentó contra Cristina Kirchner, Sabag Montiel, se compara con Nelson Mandela