26 noviembre, 2022 09:47
booked.net

JUEZ MACRISTA PIDIÓ ENCARCELAR A CRISTINA KIRCHNER

En minoría, el camarista Mariano Llorens pidió la detención y destitución de CFK en la causa que investiga el uso de aviones oficiales. Es el juez que llegó a su cargo con Macri, lo visitó en Olivos durante su presidencia y ataja en el equipo de Luciani que jugó en la quinta del líder PRO.

En una novedad judicial que ya es polémica, la Cámara Federal porteña ratificó por mayoría el procesamiento de la vicepresidenta Cristina Kirchner por el delito de peculado por el supuesto traslado de muebles al sur en aviones oficiales y desestimó el caso de la utilización para el caso de los diarios, pero uno de sus integrantes pidió la destitución de la ex mandataria y disponer su detención.

Quienes decidieron por mayoría fueron los jueces Leopolgo Bruglia y Pablo Bertuzzi, colocados por decreto en sus cargos por Mauricio Macri, que ratificaron el procesamiento de la ex presidenta por los muebles pero excluyeron como delito el uso de esos aviones para trasladar diarios. Además, ratificaron la falta de mérito del entonces secretario de la Presidencia y hoy senador Oscar Parrilli.

Pero en minoría, el juez federal Mariano Llorens avaló lo determinado por sus pares pero fue por más: se pronunció por disponer la detención de la vicepresidenta y notificar al Senado para que avance en su juicio político. 

Llorens no es cualquier juez. En primer lugar, se trata de un magistrado que llegó a su cargo a través de Macri, cuando lo nombró el 8 de junio de 2018 tras concursar el puesto para una vocalía vacante en la sala I de ese Tribunal.

Llorens además es otro de los jueces que vistaban a Macri en distintos lugares pero a nadie, en el Poder Judicial, le parece raro: se reunió con el líder PRO el 17 de diciembre de 2018 en Casa Rosada y el 6 de septiembre de 2019 en la Quinta de Olivos, siempre cuando el ex jefe de gobierno porteño era presidente.

No conforme, Llorens se hizo famoso nuevamente con el juicio oral de Vialidad, siempre contra CFK, ya que es el arquero de Liverpool, no el de la Premier League sino el equipo del fiscal Diego Luciani y el juez Rodrigo Giménez Uriburu, combinado amateur que disputó partidos en la quinta Los Abrojos, de Macri.

Con Macri también compartió algo más: es el arquero al que el ex presidente le metió un gol de tiro libre en aquel famoso video que el dirigente de Juntos por el Cambio le mostraba a líderes del mundo. 

QUÉ ARGUMENTA LLORENS Y CÓMO FUE LA CAUSA 
Ahora, escribió Llorens: “Habré de encomendar al magistrado de grado se considere, en atención al acento distintivo de los hechos del sumario como testimonios de una matriz de corrupción especialmente dañina para los destinos de la Nación (artículo 36 de la Constitución Nacional), que debe ser prevenida, erradicada y sancionada, que evalúe los extremos aquí indicados para precisar la senda que se habrá de transitar”.

“Respecto de la porción del proceso que ingresa en el campo del derecho criminal, deberá analizar si el camino para asegurar las medidas de cautela personal es el juicio que la Constitución Nacional impone para la separación del funcionario del ejercicio del rol con el que fue investido, a fin de tornar efectivo su encarcelamiento provisional”, concluyó.


Bruglia y Bertuzzi no tuvieron el mismo criterio, por lo que a los fines de la resolución sólo se confirma el procesamiento de Cristina Kirchner y el embargo. El antecedente que hizo llegar a sus manos el caso es que la Cámara Federal de Casación Penal abrió la puerta a que toda el expediente se caiga porque, entre otras irregularidades, cuestionó que el caso haya sido investigado por el fallecido juez Claudio Bonadio.

La Sala II de la Cámara de Casación integrada por los jueces Alejandro Slokar, Carlos Mahiques y Guillermo Yacobucci le habían dado la razón a la vicepresidenta y ordenaron “anular la resolución por arbitrariedad”, dejando sin vigencia el procesamiento por peculado.

Lo que analizaron Slokar, Mahiques y Yacobucci fue el planteo de la defensa de CFK no solo cuestionando el procesamiento sino los diferentes presentaciones de nulidad que, según dijeron, no habían tenido adecuado tratamiento. El principal es que hubiera sido el juez Bonadio el que denunció el hecho, en el marco de la tramitación de la causa de los cuadernos, y al que luego le tocó investigar la denuncia que él mismo originó.

Con la resolución anulada, la Cámara de Apelaciones volvió a revisar el caso y confirmó que el fallecido juez Bonadio intervino correctamente en el expediente y señaló que Cristina era responsable del delito de peculado (uso de bienes del Estado para beneficio personal).

Ahora, la Sala I afirma que la expresidenta es responsable del delito de peculado en carácter de partícipe, señalando que “se utilizaron con fines indebidos los aviones asignados a la Agrupación Aérea presidencial”.

Fuente: Política Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Página en mantenimiento técnico
Página en mantenimiento técnico
Página en mantenimiento técnico