15 agosto, 2022 01:07
booked.net

Chubut: Jaque a las paritarias

Aun con los precios internacionales del petróleo en alza, las regalías aportaron en el primer cuatrimestre ingresos que son inferiores, en términos ‘reales’, a los del año pasado, al medirse en pesos y cruzarse contra la inflación. El peso de la deuda provincial y el déficit que sigue condicionando a la economía provincial pone en jaque a la negociación salarial y proyecta escenarios de conflicto.

La discusión salarial entre el gobierno de Chubut y los gremios estatales sigue atravesada por la duda planteada por los sindicatos respecto de los ingresos reales de la provincia y lo que su administración ofrece en materia de adecuación salarial frente a  la inflación.

En las últimas reuniones, los funcionarios pusieron a disposición de los dirigentes un informe que refleja lo que se recauda, por un lado, para cotejarlo con el gasto salarial, que todavía arrojó, en abril de este año, un déficit cercano a los 500 millones de pesos, surgidos de una erogación salarial de 9.432 millones de pesos y un ingreso neto mensual de 8.915 millones.

El reclamo de actualización salarial planteado por los sindicatos, en busca de equiparar a la inflación, toma como punto de partida que la provincia ha mejorado sus ingresos, pero el aumento ofrecido no reflejaría, al cotejarse con algunos indicadores parciales, esa mejora en la recaudación. 

Según la presentación elaborada por la Subsecretaría de Coordinación Financiera de Chubut, entregada a representantes sindicales en las últimas reuniones paritarias, los ingresos en la provincia tuvieron una mejora de casi el 12% entre abril y enero de este año, mientras que si se toma todo el período de 16 meses, la suba alcanza un 87%.

En el mismo lapso, los sueldos de estatales tuvieron una evolución similar, ya que en enero de 2021 la masa salarial oscilaba los $5.300 millones, mientras que en abril superaba los $9.400 millones, tal como informó ADNSUR en otro informe especial, que reveló la evolución de la masa salarial en los últimos 4 años.

A partir de la diferencia negativa entre ingresos y gastos, el gobierno sigue financiándose con instrumentos financieros, como letras del tesoro, para cubrir la falta de recursos para afrontar el pago total, de acuerdo con el detalle presentado.

Por ejemplo, en abril la masa salarial insumió el 106% del los ingresos, incluyendo los aportes salariales que deben realizarse, además del haber que cada agente del Estado recibe en su bolsillo.

¿En cuánto mejoraron los ingresos? Las regalías de este año, en términos reales, son menores a las del año pasado

Uno de los puntos en discusión, desde la perspectiva de algunos gremios, es que si la provincia mejoró sus ingresos, debe trasladar esa mejora en forma proporcional a la oferta salarial hacia sus empleados. La cuestión a dilucidar, entonces, es de cuánto ha sido la mejora real de esos recursos, que en algunos ítems tuvieron un fuerte impulso por los precios internacionales, como lo que podría esperarse que ocurra con las regalías petroleras.

Según la información oficial presentada por el gobierno en las mesas de negociación, como se reseñó más arriba, entre enero y abril de este año esos recursos subieron un 12%, compuestos del siguiente modo, en el cuarto mes del año: $3.701 millones por recaudación de impuestos provinciales  a través de la Dirección General de Rentas;  $2.754 millones en coparticipación federal de impuestos; y $2.459 millones en regalías petroleras, para totalizar entre esos tres ítems los $8.915 obtenidos en todo el mes.

Un primer dato para observar en el cuadro oficial es que el incremento de abril de este año contra el mismo mes del año pasado está muy por debajo de la inflación: desde los $6.740 millones recaudados en abril de 2021, sumando los tres ítems, la suba en el mismo mes de este año es de sólo un 32%, unos 20 puntos por debajo del IPC acumulado en los 12 meses anteriores. 

Sin embargo, al medirse en pesos, el ingreso por la explotación de petróleo en abril de este año resulta muy similar al mismo mes del año pasado, en términos nominales, cuando se recaudaron $2.402 millones. La diferencia en abril de este año es de sólo $57 millones más, es decir un 2% de aumento. Si se compara con la inflación acumulada en esos 12 meses, la masa recaudada el año pasado tenía una capacidad adquisitiva de casi el doble que este año.

Dicho de otro modo, el monto obtenido en abril de este año por regalías petroleras equivale a cerca de la mitad, en términos reales, de lo recaudado en el cuarto mes del año pasado.

La comparación de las regalías se hace más llamativa al tomar el primer cuatrimestre completo, con los valores en dólares, determinados por la evidente suba que tuvo el precio del barril por el conflicto Rusia-Ucrania desde febrero de este año: mientras en los cuatro meses de 2022 la recaudación total fue de casi U$$ 152 millones, a un promedio de U$$ 38 millones por mes, en 2021 los ingresos en esos cuatro meses fueron de U$$ 115,6 y U$$ 29 de promedio mensual. El aumento representa algo más del 31%.

Nuevamente, al observarse los valores en pesos, la suba es mucho menor, con sólo un 20%, según se refleja en suma del primer cuatrimestre de este año, de $8.467 millones, frente a los $7.076 millones del primer cuatrimestre del año pasado. Esto significa que en términos reales, la masa de recursos aportados por el petróleo es alrededor de un 30% menos que en 2021, al cotejarse contra algo más del 50% de índice de precios al consumidor en los últimos 12 meses.

El peso de la deuda externa e interna

¿Cuál es la explicación? Según el informe presentado por la Subsecretaría de Coordinación Financiera, el ingreso por regalías se consigna en el informe en forma neta, es decir luego de los descuentos por pagos del BOCADE (deuda externa en dólares de la provincia, que aún refinanciada sigue insumiendo pagos trimestrales), además de la devolución de adelantos de regalías percibidos en la parte más cruda de la crisis (durante la pandemia 2020) y la coparticipación del 16% a los municipios (este último punto es común a ambos períodos).

 El otro gran condicionante es la amortización de deuda externa, que lentamente comienza a tener más incidencia, luego del alivio obtenido durante 2021, cuando la provincia postergó pagos por un total de U$$ 92 millones. Sin embargo, en 2022 ese ‘ahorro’ se reducirá, ya que en enero, abril, julio y octubre de este año deben afrontarse vencimientos por U$$ 21,7 millones cada uno, mientras que en 2023 volverán a incrementarse hasta los U$$ 30 millones por trimestre.

Esas limitaciones explican también por qué el gobernador Arcioni sigue insistiendo en el reclamo, a través de la OFEPHI, para que las provincias productoras de petróleo reciban la liquidación de sus ingresos sobre un precio mayor al que se fija hoy para el mercado interno, que para Chubut ha quedado en un tope de U$$ 64 por barril, aún cuando la cotización internacional supera los U$$ 100.

“Continuamos con el reclamo para elevar el barril criollo, para ver si podemos lograr un poquito más de esos 64 dólares, pero también somos conscientes que no se puede llegar al precio de exportación porque la inflación sería imparable –dijo el gobernador Arcioni el lunes último, tras el acto de YPF, ante la consulta de ADNSUR-. Sí podríamos lograr un reconocimiento un poquito más alto y creo que en breve podremos tener una respuesta”.

También hay que recordar que alrededor del 30% del petróleo producido en la provincia se vende al mercado externo y en ese caso sí se obtienen precios más cercanos al internacional, al que se le descuenta un 8% en concepto de retenciones. Sin embargo, la mayor parte de las liquidaciones queda limitada por el techo que impone el ‘barril criollo’.

Además de la cuestión del precio interno y el pago de deuda al que se destina parte de las regalías, hay otros factores que explican la menor performance de los recursos generados por el petróleo en la provincia: la producción no se recuperó al nivel que registraba hasta antes de la pandemia.

El otro elemento que incide en la liquidación es que el tipo de cambio oficial sigue apreciándose por debajo de la inflación, por lo que al convertirse en pesos no logra compensar la merma en la cantidad de barriles extraídos.

La coparticipación y los impuestos propios suben sólo por inflación, pero no hay una mejora real

Diferente es lo que ocurrió con la coparticipación federal de impuestos, que en el primer cuatrimestre de este año registra un aumento más acorde a la inflación anual. Mientras en el primer cuatrimestre de 2021 los ingresos por este concepto fueron de $6.732 millones, en el primer cuatrimestre de este año se elevaron a $11.120 millones, lo que representa un incremento del 65%.

La recaudación de impuestos propios también tuvo un recupero importante y superó los envíos nacionales, con un total acumulado de $12.857 millones en los primeros cuatro meses del año, lo que significa un aumento del 54%.
En ambos casos, de todos modos, no hay un crecimiento real, sino que están en línea con la inflación acumulada en 12 meses, o incluso por debajo de esa evolución.

Hay que aclarar que los envíos de Nación hacia la provincia son más altos, pero se integran con otras partidas que llegan con fines específicos, como el Fondo de Financiamiento Educativo, además de que un 11% es directamente derivado hacia los municipios, por lo que los números presentados por el gobierno ante los gremios son los que dispone la provincia, luego de efectuar aquellas deducciones.

En el horizonte cercano, aparece otro dato preocupante: en agosto, la provincia debe iniciar el pago de las 36 cuotas de otro préstamo que tomó de Nación en junio del año pasado, por $5.000 millones, lo que se suma a los $10.000 millones tomados en junio y octubre de 2020, que ya se están cancelando actualmente.

Esa devolución se descuenta directamente de los ingresos por coparticipación federal que le corresponden a la provincia, por lo que al peso de la deuda externa se suma también la incidencia de la deuda interna, generada con Nación en tiempos no tan lejanos, en que los sueldos estatales se pagaban en tres cuotas.

Fuente: ADNSur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo transformar planes sociales en empleo formal?
¿Vas a Madryn? Elegí restaurante
Vicentín pretende pagar sólo el 20% de su deuda y pide auxilio del Estado